Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

EL MOMENTO DE LOS PRECIOS Soja y Maíz

Sabemos que este no fue “EL AÑO” de los precios de granos, sino, por el contrario, un año de volúmenes altos en algunas zonas y precios muy bajos. Pero las últimas tres semanas de mayo fueron las que pusieron los precios a recorrer un camino a la suba, justificado principalmente por los fondos de inversión, que estaban vendidos en niveles récord, y terminó por encontrar el límite a las bajas, combinado con las malas condiciones ambientales en Estados Unidos, que por ahora genera expectativa de recorte de área de siembra, tanto de maíz como soja.
Veamos los siguientes gráficos, y resaltemos algunos datos de precios, que pueden ayudarnos a tomar decisiones comerciales.

 
               


Tanto en soja como en maíz, las subas comenzaron el 13 de mayo hasta el 30 de ese mes. En tres semanas los futuros de soja desde junio 2019 hasta mayo 2020 ganaron entre U$S 18 y 21/TN, para recortar parte de estas subas en la primera semana de junio.
Si vemos que de mínimos de U$S 220/TN, se lograron esas mejoras en tres semanas, el momento de los precios nos decía que había que aprovechar y vender o bien, cubrir precios con futuros y opciones.
Siguiendo el momento de los precios, en las tres semanas de subas se comercializaron con compromiso de entrega (industria y exportación) 4,5 millones de toneladas de soja 18/19 y casi 1 millón de toneladas de soja 19/20, pero solo se puso precios a 2,9 millones de toneladas 18/19 y 400 mil toneladas 19/20.
Hacia fin de mayo las ventas y fijaciones realizadas sobre el físico, alcanzaron volúmenes que representan el 42% de la cosecha 18/19 vendida, y solo el 24% de esta soja con precio. En cuanto a la soja que se espera cosechar hacia la 19/20, el 2,6 % del volumen esperado se ha vendido, y solo el 1,4% de esa soja tiene precio.
Algo similar ocurrió en maíz, donde los futuros de julio 2019 a julio 2020 en esas tres semanas de mayo tuvieron subas de entre U$S 16 y 21/TN. Las ventas del sector principalmente exportador, registraron volúmenes de 2,6 millones de toneladas de maíz 18/19 y 1,9 millones de toneladas 19/20, ventas en las que se puso precio a 2 millones de toneladas 18/19 y 1,1 millones de toneladas 19/20.
Se llega entonces a fin de mayo con 45% del volumen de cosecha esperado para el maíz 18/19, vendido, muy cerca del volumen con precio, que representa el 39% del volumen. En cuanto al maíz 19/20, se alcanzó vender el 5% de lo que se espera cosechar y se ha puesto precio sobre el 4,8%.
Esta es la respuesta de las ventas en el mercado disponible a la suba de precios tanto en soja como en maíz. Pero los gráficos muestran la evolución de precios futuros del MATBA para ambos granos, en posiciones de la campaña 18/19 y 19/20. Estos futuros muestran las subas hacia fin de mayo, y los recortes de la primera semana de junio, donde las bajas no alcanzan a recortar toda la suba anterior, sino solo una parte. Son las coberturas de precios las que deben ponerse al día ante una subida en el escalón de precios de ambos granos.
Esta semana hay muchas noticias que seguirán impactando en los precios, por un lado, el avance de siembra de soja y maíz en Estados Unidos, este lunes, también el informe de oferta y demanda del USDA que se publicará este martes 11 de junio, en el que podrá verse el ajuste de área de siembra de ambos cultivos, y generar subas o bajas según ratifique o rectifique lo esperado por el mercado, y además las novedades respecto de aranceles desde Estados Unidos, a México, ya resuelto en no darle curso, y con China, aún en la cuerda floja.
El corto plazo sigue marcando el tiempo de los precios, siendo junio un mes que en general marca un camino hacia la siguiente campaña, no es suficiente con verlo, sino también interpretar las oportunidades, donde las bajas de la primera semana de junio podrían solo ser un freno a una continuidad de subas, pero, considerando un panorama internacional restringido en las compras y con mucha mercadería por vender, las bajas podrían volver a presionar y seguir bajando hacia niveles similares a los de principios de mayo 2019, y, más complicado aún, posicionar la 19/20 en un nivel bajo de precios.
El uso de futuros y opciones para cubrir pisos de precios con flexibilidad a la suba, marcará la diferencia entre quienes vean lo que ocurre con los precios, y los que eligen hacer algo con eso, poniendo límite al riesgo precio.

Conclusiones: El momento de los precios se desarrolla minuto a minuto, y es verdad que no es posible estar pendiente permanentemente del mismo, sin embargo, conociendo los bajos niveles de precios disponibles y futuros a los que se llegó, y la recuperación que fue posible durante mayo, sumado a la incertidumbre que seguirá reinando en junio, Estados Unidos mediante, pongamos especial atención a estos días, y usemos las herramientas comerciales disponibles, para captar y/o cubrir a mejor nivel de precios. Respondamos a este momento de precios con una mejor toma de decisiones comerciales, donde quedarse sin hacer nada esperando a ver qué pasa sin objetivos claros, no es la mejor opción.

 
Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
03471-15556108
marianelasabrina@hotmail.com
INTA Las Rosas

Informes anteriores