Para Pensar

NOS AUSPICIAN

La Fundación Rosario y el desarrollo de la marca ciudad

La fundación Rosario nació hace 14 años y es conducida por una gestión público/privada. Como organización mixta, se creó con el objetivo de trabajar activamente por el posicionamiento de la ciudad de Rosario. En contextos como los actuales es verdaderamente un gran desafío su labor por las situaciones coyunturales que atraviesa nuestra ciudad. A partir del 2021 el Colegio de Corredores Inmobiliarios (COCIR), participa de la institución a través del Consejo de Administración representado por el propio presidente CI Andrés Gariboldi. Si bien COCIR ya venía trabajando en forma de miembro, la participación de la institución nace a raíz del nuevo comité que hizo hincapié en la importancia de generar acciones masivas vinculadas con el urbanismo en la ciudad.

El Corredor Inmobiliario Sebastián Lamelas es el presidente de la mencionada fundación, consultado acerca de la labor que vienen realizando asegura que "seguimos trabajando fuertemente en la marca ciudad de Rosario, es algo que no sólo se debe poner foco en lo local sino además instalarlo a nivel regional, nacional y hasta internacionalmente también. Es por ello que la marca ciudad termina siendo importante aunque lamentablemente no sea una política de estado, la realidad es que muchas veces los gobiernos suelen mezclar la marca de gobierno (gestión) con la marca ciudad. Lo que se termina dando muchas veces en Argentina es que gana un gobierno de determinado de color y pinta la ciudad de una manera, gana otro gobierno y la ciudad se pinta de otro color, eso genera que uno no termine de lograr potenciar una misma identidad en el largo plazo, sobre todo en cuestiones estratégicas, hay que tratar de no pensar en la ciudad solo en cuatro años sino pensarla en 20 o a 30 años. Haciendo una analogía es como si un club cambiara de colores de camiseta cada 4 años, porque así se termina perdiendo la identidad de tu propia ciudad”. 

En relación a la proyección y en el trabajo a largo plazo relacionada al posicionamiento de Rosario con acciones directas, Lamelas sostiene que “la ciudad tiene un potencial gigante en un montón de aspectos y no solo Rosario sino también todo el gran Rosario como foco capitalizador de un monto de operaciones que se gestan a 50 o 80 km alrededor del centro, creemos que lo que tracciona el puerto, el agro y Rosario como ciudad de innovación tecnológica Prop Tech, Agro Tech y todo lo que tenga que ver con vincular la tecnología con actividades más duras, es allí donde nuestra ciudad tiene un potencial enorme. Nosotros siempre potenciamos a Rosario vinculado con la calidad de vida, lógicamente que tenemos presente que existen hechos de inseguridad que ponen en jaque a la ciudad, pero si analizamos la escala urbana tenemos que tener presente que todo queda prácticamente cerca y eso es muy bueno. Ahora sí hay cosas que trabajar y abordar como problemáticas por parte del estado cuando desde la Fundación trabajamos por el posicionamiento, mientras que cuando suceden hechos de inseguridad que afectan negativamente, intentamos tratarlo con los los gobiernos ejecutivos de tal manera que se entienda lo vital que significa revertir ese flagelo”.

Respecto a intervenciones concretas el ejemplo más claro que grafica Sebastían Lamelas es el de “ir hacia la gente, por ello con la labor realizada se obtuvieron más de 32.0000 datos, eso te da un respaldo para entender las cuestiones de inseguridad, prioridades, iluminación, limpieza y demás intervenciones necesarias para que transforme verdaderamente los diferentes espacios de la ciudad”.  La Fundación hizo foco en la intervención del centro de Rosario y confirma que “hace poco lanzamos el desafío Rosario, capitulo Centro, es algo que tiene que ver con un proyecto que es poder pensar las problemáticas de la ciudad de una manera distinta, en este caso puntual del centro identificamos que la problemática del centro no iba a poder ser resuelta de forma vertical y unilateral como tampoco podía ser resuelta por privados. Nosotros quizás como Corredores Inmobiliarios estamos mediando siempre entre partes y este es un ejemplo ante un problema complejo que tienen que ver con cuestiones de evoluciones urbanas que también afectan a nivel mundial con la pandemia pero además creímos que la propia Fundación de la ciudad como gestora en la articulación entre lo público y lo privado era clave para abordar ciertas problemáticas como es lo del centro pero de una manera multidimensional.   Identificamos que se estaban llevando a cabo iniciativas pero la idea era canalizarlo a través de una metodología como la “design thinking” de una forma diferente colaborativa como metodología, un trabajo muy intenso pero con resultados muy claros. Pudiendo nuclear actores claves del centro con actores claves del sector público, (municipio, concejo y provincia) de tal forma poder encarar acciones de corto, mediano y largo plazo. La clave del centro tiene que ver con una cuestión de escala, en Rosario no tiene una escala incontrolable, el ejemplo más claro es la peatonal Córdoba, el rosarino entiende que desde la peatonal se derrama al resto del centro. Ese punto es vital para la reconversión, ya que con acciones concretas y específicas en 3 o 4 años puede terminar potenciando la zona.

Es fundamental la escucha activa y es necesario también tener en cuenta las cuestiones de urbanismo a través de los actores claves el colegio de Arquitectos, el colegio de Corredores Inmobiliarios, la Universidad Nacional de Rosario y acercar las propuestas que en términos urbanísticos puedan transformar para bien la ciudad, porque es muy difícil que el sector legislativo tenga el conocimiento con exactitud de cuál sería la transformación más ventajosa para toda la ciudad. Intentamos plantear que las problemáticas de la ciudad deben ser abordadas con la participación de las instituciones específicas que son vitales para interpretar los cambios y transformaciones urbanas que se vienen dando”






                                                                                                                                                 Fuente: Diego Ferreyra

Informes anteriores