Para Pensar

NOS AUSPICIAN

Cronología de Bienes Personales

La historia de Bienes Personales es un relato que comenzó a escribirse en el año 1991, bajo el gobierno de Carlos Menem, con el objetivo de que fuera un tributo temporal que regiría solamente por 9 años. Veintidós años después la clase política argentina se encuentra discutiendo sobre un impuesto que debería haber desaparecido en el año 2000.

Desde su creación hasta el año 2007, el monto no imponible, a partir del cual se calculaba el impuesto patrimonial a los bienes personales, se mantuvo congelado en $102.300, equivalente a U$S 32.500. A partir de dicho año, el monto fue modificado por ley, ascendiendo a $305.000, base que rigió hasta el final del mandato de Cristina Kirchner. Sin embargo, en aquel entonces, la diferencia no estuvo solo en los montos, sino que, hasta el año 2007, si se superaba el mínimo de $102.300, solamente se tributaba sobre el importe excedente, en cambio, a partir del año 2008, pasó a pagarse por el total patrimonial a partir de $305.000.

A comienzos del mandato de Mauricio Macri, en mayo de 2016, se sancionó la ley de blanqueo (nº 27.260) a través de la cual volvió a crearse el concepto del mínimo no imponible, determinando los siguientes valores, con sus respectivas alícuotas:

Año            Monto               Alícuota

2017      $    800.000              0,75%

2018      $    950.000              0,50%

2019      $ 1.050.000              0,25%


No solo que el proyecto original del blanqueo determinaba una reducción progresiva de las alícuotas, sino que también proponía eliminar el tributo al término del año 2019. Sumado a eso, para el período entre los años 2016 al 2018, se eximió del pago del impuesto a aquellos contribuyentes registrados ante la AFIP, reconocidos por estar al día en el pago del tributo y por no utilizar la figura del sinceramiento fiscal. 

Sin embargo, la historia no termina acá. En el año 2018, durante el tercer año de gobierno de Mauricio Macri, se realizó nuevamente una reforma de ley, que elevó el mínimo no imponible de $1.050.000 del año 2019 a $2.000.000. Es decir que lo estipulado en el año 2016, para el año 2019, nunca llegó a regir, sino que directamente se aplicó lo reformado durante el año 2018.

Además del aumento del mínimo no imponible, la vivienda del contribuyendo quedó afuera del cálculo del tributo siempre y cuando el inmueble tuviera un valor de hasta $18.000.000, equivalente a U$S 300.000 en aquel momento. De esta forma, el esquema había quedado de la siguiente manera:

. – Patrimonios entre $2.000.000 y $3.000.000 --> 0,25%

. – Patrimonios entre $3.000.000 y $18.000.000 --> $7.500 + 0,50%

. – Patrimonios superiores a $18.000.000 --> $82.500 + 0,75% 


Una vez llegado Alberto Fernández al poder, mediante la Ley de Emergencia Económica, dispuso un incremento de las alícuotas que fueron desde 0,50% a 1,25% para los bienes ubicados en el país y una duplicación de tasas en caso de que los activos se encontraran radicados en el exterior. De todas formas, brindaban la posibilidad de repatriación del 5% para poder aplicar las tasas nacionales.

Como si todos estos cambios no fueran suficientes, días atrás la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que vuelve a modificar las bases para el pago del tributo de Bienes Personales. En primer lugar, el monto, a partir del cual se abonará el impuesto, se elevó de $2.000.000 a $6.000.000. Los inmuebles destinados a vivienda seguirán sin tributar mientras su valor resulte igual o inferior a $30.000.000, cifra anteriormente estipulada en $18.000.000.

Por otro lado, para los patrimonios superiores a $100.000.000, la alícuota pasó del 1,25% a 1,50%, mientras que, para los patrimonios que superen los $300.000.000, la alícuota será del 1,75%. Por su parte, para los bienes ubicados en el exterior, la alícuota máxima asciende a 2,25%. Resulta válido aclarar que la alícuota se calculará sobre el monto que exceda al mínimo no imponible.

Otra modificación fue que los montos previstos se ajustarán automáticamente según la variación anual del Índice de Precios al Consumidor, Nivel General (IPC).

Frente a todas estas modificaciones, resulta interesante analizar que, a pesar de tantas horas de discusión destinadas a este tributo, significa uno de los rubros que menos contribuye a la recaudación total del Estado. Por lo tanto, podríamos concluir que, por los resultados obtenidos hasta el momento, la relación esfuerzo-beneficio de este tributo no se cumple. Desde la creación del tributo, sufrió cinco modificaciones; sin embargo, el aporte que hizo a la recaudación tributaria, no solo que fue escaso, sino que fue disminuyendo.

Año       Recaudado         % Recaudación Total      % PBI

2015      $ 18.210.432            1,78%                             0,31%

2016      $ 19.540.724            1,39%                             0,24%

2017      $ 22.165.135            1,28%                             0,21%

2018      $ 14.517.154            0,63%                             0,10%

2019      $ 31.183.769            0,95%                             0,14%

2020      $ 185.606.038         2,80%                              0,67%

2021*    $ 245.996.804         2,50%                              0,57%
*11 meses del 2021 


Conclusiones

. – El Impuesto a los Bienes Personales fue creado en el año 1991 para que tuviera vigencia hasta el año 2000. Hoy continúa más vigente que nunca, después de haber sufrido 5 modificaciones a lo largo de su historia.

. – La primera modificación ocurrió en el año 2007, elevando el mínimo no imponible de $102.300 a $305.000, pasando a tributar por el total del patrimonio, y no por el excedente del mínimo no imponible como ocurría hasta ese momento.

. – La siguiente modificación llegó de la mano de Mauricio Macri, con la reducción progresiva de alícuotas hasta llegar a su eliminación en el 2019. Dicho plan nunca llegó a regir, porque en el año 2018, hubo una nueva modificación que elevó la base imponible de $1.050.000 a $2.000.000, manteniendo vigente el impuesto a los Bienes Personales.

. – Con la llegada de Alberto Fernández al poder, arribó otra modificación al tributo, esta vez de la mano de aumento en las alícuotas, ubicándolas entre 0,50% y 1,25% para los bienes dentro del territorio nacional.  

. – Días atrás la Cámara de Diputados volvió a discutir las condiciones para el pago del tributo, consiguiendo modificar el mínimo no imponible, la actualización del mismo según el IPC General y las alícuotas para los bienes nacionales y los radicados en el exterior.

. – No existe relación lógica entre las horas de discusión que el impuesto a los Bienes Personales incurrió desde su creación hasta el día de hoy contra la preponderancia que el mismo tiene tanto en la recaudación total como en el PBI argentino.  

Informes anteriores