Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

Y CHINA VUELVE A DAR LA NOTA

EL informe del USDA del jueves pasado no pasó desapercibido por el mercado, que reaccionó con un vaivén de precios en los primeros minutos de haber sido publicado, y además invita a replantear expectativas en el mediano plazo. Las noticias más relevantes en maíz y soja vinieron desde China, y sigue siendo el centro de atención en el mercado de granos.

MAÍZ
China, segundo productor mundial de maíz, ajusta los números desde diez campañas hacia atrás hasta la presente 18/19, en las que suma entre 30 y 40 millones de toneladas de producción adicional cada año, y representa un aumento productivo del 15-20% respecto a los volúmenes informados hasta el mes pasado.
El caso se agranda cuando vamos a stock final en China, ya que fue ajustado en casi 150 millones de toneladas más, respecto a los informes previos, esto representa un 350% más que lo registrado hasta el mes pasado.
Si bien estas correcciones de producción y stock final de China, no significa que este maíz estará disponible al mundo, dado que es usado enteramente en China, si da a entender que este país no estará necesitando maíz en el mercado de exportación.
Por otro lado, la relación stock/consumo global de maíz, que venía midiéndose como las más bajas de la historia, pasaron a más del 30%, y esto da el mensaje de abundancia de grano, y permiso para alguna falla productiva en algún país productor.
Las apuestas de los fondos de inversión permanecen firmes del lado de la compra en maíz, y los precios en Chicago se mueven dentro de un rango de mínimos, entre U$S 133 y 145/TN, mientras el USDA espera mínimos posibles en U$S 122/TN y máximos en U$S 161/TN para el productor estadounidense.
Sería importante ver nuestros precios disponibles, moviéndose entre U$S 130 y 140/TN desde septiembre, y los futuros abril y julio 2018, entre U$S 140 y 150/TN en el MATBA.
Hay posibilidades de aumento en la demanda, pero también de una cosecha abultada desde Brasil y Argentina, sumando Rusia y Estados Unidos, este último con rendimientos inferiores a lo esperado, pero aun así con una cosecha mayor a la del año pasado. Así, debemos priorizar las apuestas ya hechas en la semilla sembrada o por sembrar, y, sin buscar cerrar precios, cubrir pisos haciendo uso de opciones. La inversión en opciones, puede agregarse al costo de producción, accediendo a un seguro de precios mínimos, un ejemplo es el maíz abril que asegura un piso de U$S 145/TN, a un costo de U$S 8/TN de prima, asegurar una mínima proporción de la futura cosecha, permite acotar parte del riesgo precio, a un costo, cuyo tipo de cambio actual, permite que sea inferior y conveniente, dado que es sobre un producto a cosechar en el futuro, con un tipo de cambio más alto.

SOJA
En cuanto a este grano, el informe de octubre del USDA ajusto la proyección de volumen a importar de parte de China en la 18/19, y es 4 millones de toneladas inferior a lo proyectado el mes pasado, que representa una disminución del 4% en las importaciones de soja de este país.
Tal como se observa en el gráfico, es la primera vez en 15 años que la tasa de importaciones de un año hacia el otro es negativa, lo que hace pensar en dos hipótesis, la primera es que China va a cumplir con sus amenazas, y va a buscar por todos los medios prescindir de la soja estadounidense, volcándose sobre Argentina y Brasil, y bajando el consumo para no necesitar a USA. Esto nos llevaría a una ruptura a la baja en el mercado de soja.
Pero la segunda hipótesis es sobre un mensaje claro a Estados Unidos, para generar el terreno de acuerdos comerciales entre estas dos potencias, acuerdos que podrían acelerarse luego de la reunión del G20 en Argentina a fin de este mes, lo que devolvería los precios a un cauce más alcista, a la expectativa de rendimientos en Sudamérica.

 

Las apuestas de los fondos de inversión en granos de soja comenzaron a comprar, a la espera de un acuerdo, los precios disponibles en Chicago se movieron entre U$S 300 y 330/TN desde junio hasta ahora, mientras el USDA informó un rango entre U$S 280 y 350/TN para el productor estadounidense en esta 18/19.
Nuestros precios disponibles tocan mínimos estos días, y se mueven entre U$S 240 y 260/TN desde septiembre, mientras el futuro mayo 2019 fluctúa entre U$S 245 y 255/TN en el MATBA desde septiembre hasta ahora.
Con posibilidades de un acuerdo comercial, fijar precios futuros no es lo aconsejable, y, al igual que en maíz, las opciones son buena opción, por lo que poner seguro de precios mínimos, así como desde la semana pasada venimos sugiriendo, es la mejor opción.

Conclusiones: China lo hace de nuevo, tiene al mercado con noticias que pesan en los números, desde la oferta y la demanda, y con incertidumbre en las negociaciones, que pesan en las especulaciones a futuro.
Las apuestas tranquera adentro ya están hechas, y no hay vuelta atras una vez que la semilla está sembrada y la mirada se dirige al cielo esperando que acompañe el clima, las fuertes lluvias de este fin de semana daran que hablar, dado el atraso que puede causar en la siembra y su impacto en los rendimientos.
Aprovechar mejoras de corto plazo que pueden ocurrir esta semana, para tomar opciones PUT a menor costo de primas, y resguardar mínimos de precios, con los márgenes y precios de indiferencia a la vista.
Esperemos que pase lo mejor, buena siembra, buen enero, y mercados abiertos, pero mientras tanto, tomemos las decisiones que cubren riesgo precio. China tomara sus decisiones, nosotros tomemos las nuestras.

Informes anteriores