Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

PLANIFICACIÓN 2021, SU IMPACTO EN LA GESTIÓN

Que pasa y que pasará con los precios de los granos, de los insumos, específicamente los fertilizantes y el glifosato, insumos claves para la producción agrícola, es una de las preguntas que más nos hacemos por estos días, y los más proactivos, desde hace unos meses (http://www.salvadordistefano.com.ar/contentFront/me-gusta-el-campo-6/precios-saldos-y-brecha-cambiaria-6079.html?skin=info_agro¤tPage=1¤tActionPager=4&orderBy=&orderMode=DESC&force_publish=). Hay tensión lateral bajista para los granos en el corto plazo, y alcista en el mediano, mientras las noticias globales apuntan a un sostén de precios altos en los insumos, y las locales a un tipo de cambio que enrarece el escenario de compras y ventas. En este contexto, la planificación comercial de cada agro empresa, mostrará los aciertos y desaciertos, en el resultado de la gestión 21/22.

Repasemos la evolución de precios de trigo, soja y maíz, en Dólares por tonelada, según disponible en pizarra de Rosario, y los precios de urea y fosfato di amónico, en Dólares por toneladas, según registros de precios locales de la revista márgenes agropecuarios.

 
Fuente: Elaboración propia en base a pizarra de Rosario y revista márgenes agropecuarios.

Se toma una línea de tiempo desde 2009 hasta ahora, noviembre 2021, y, en ese período, los máximos precios de fertilizantes, después de 2011-2012, se observan en los últimos dos meses. En cuanto a los precios de los granos, vemos un desfasaje en las subas de soja y trigo en los años 2012-2013, mientras maíz no muestra subas en el mercado local. A nivel internacional, se han visto precios máximos de estos dos fertilizantes en 2011-2012 y 2021, previo a esto, solo superados en 2008, con subas que se prolongaron por seis meses, para luego bajar abruptamente hacia finales de ese año.

Vincular los precios de granos e insumos, nos permite ver la relación insumo/producto, o, lo que es lo mismo, la capacidad de compra de cada tonelada de grano, de insumos, lo invierte la relación a producto/insumo. En los siguientes gráficos, vemos la evolución de la capacidad de compra de los tres granos, para urea y fosfato di amónico (PDA), desde 2009 hasta ahora. Vemos entonces que maíz atravesó relaciones mínimas de poder de compra de 0,2 toneladas de urea y fosfato di amónico en 2009, 2015 y noviembre 2021, ocurre algo similar en soja, y solo trigo muestra niveles mínimos de capacidad de compra de urea, respecto a lo ocurrido los últimos doce años.

Sin embargo, la diferencia de este año, respecto a los anteriores, es el salto de precios en los insumos, en un período tan corto de tiempo, con variaciones de precios en los granos no proporcionales a la de los insumos. Esto hizo que la capacidad de compra se redujera de mayo a noviembre, para los dos insumos, con los tres granos.

 
Fuente: Elaboración propia.

Así, por ejemplo, en mayo 2021 con una tonelada de soja podíamos comprar 0,7 toneladas de urea o 0,5 toneladas de fosfato di amónico, mientras al precio actual de la soja disponible y fertilizantes, hoy podríamos comprar 0,4 toneladas de urea y 0,4 toneladas de fosfato di amónico. Lo mismo con maíz y trigo, como se observa en los gráficos.

Esto considera la venta de granos y compra de insumos al mismo tipo de cambio, es decir que, la relación de compra sería inferior, si consideramos pérdida de poder de compra por liquidar mercadería y comprar insumos posteriormente, por ejemplo.

A la frase “con el diario del lunes cualquiera es vivo”, debiéramos sumarle, “con planificación de ventas y compras cualquier gestión mejora”, dado que, los precios de los granos tuvieron muy buenos momentos este año, en el primer semestre, lo que podrá valorarse solo a través de una planificación comercial, atravesada por precios y rentas objetivo, no en función de lo que haga el mercado, sino de rangos de precios preestablecidos, que aportan márgenes que activan la venta de granos. A la frase “si liquido no sé qué hacer con los PESOS”, debiéramos agregarle, “si planifico ventas y compras, puedo asignar liquidaciones con pertinencia”.

Conclusiones: Se respondió a una de las preguntas que inició este informe, que pasa con los precios de granos e insumos, y no se respondió la otra, que pasara. La diferencia entre especular y planificar, es que, especular nos lleva a esperar un resultado, atado a incertidumbre, por ejemplo, esperar una suba de precios en los granos y/o una baja de precios en los insumos, mientras planificar, tal vez resultó en el cierre de precios de insumos en un momento en que estaban a la vista los buenos precios de los granos, en función del precio de los insumos. Posiblemente las noticias alcistas de insumos ya están tomadas, y a partir de ahora, ocurran correcciones o sostén de precios, pero son solo especulaciones, que podrían afianzarse si el petróleo retoma un camino de más producción, con menores precios, o no, si Rusia anunciara recortes en la cuota de exportaciones de fertilizantes nitrogenados. Cada decisor decide si prefiere apostar a la especulación, o analizar sus resultados y fortalecer la planificación, elevando su nivel de gestión.
Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
03471-15556108
marianelasabrina@hotmail.com
INTA Las Rosas

Informes anteriores