Informe de Economía y Negocios

NOS AUSPICIAN

ESPECIAL TRIGO

 
El gobierno de turno siembra incertidumbre comercial ante las acciones de establecer control de volúmenes a exportar de maíz, y la memoria de medidas tomadas entre el 2008 y 2015 para trigo y maíz, hacen pensar que trigo es el siguiente cereal a intervenir. Si hacemos memoria, las medidas de control de exportaciones a trigo en el pasado, causaron en las campañas 08/09 y 09/10 cosechas en torno a 8 millones de toneladas, los volúmenes más bajos de los últimos 40 años, así como las superficies de siembra más bajas de la historia de este cereal en Argentina. De manera que, la historia demuestra como este tipo de medidas, condiciona al mercado de granos, especialmente a los más sensibles y necesarios en el mercado interno, al punto de afectar las decisiones productivas futuras, que buscaran evitar asumir riesgos que se sumen a los climáticos, y producir a contra margen, es decir, con rentas negativas.

A nivel internacional, el día de ayer se emitió un informe del USDA de Oferta y Demanda mundial, que recortó la cosecha 20/21 solo 1 millón de toneladas a nivel global, elevó la proyección de consumo doméstico mundial en casi 2 millones, y redujo las proyecciones de stock final de trigo en 3,3 millones de toneladas, llevando la relación stock/Consumo mundial de 41,8% a 41,2%, cambios mínimos que parecen mostrar continuidad en los abultados stocks mundiales, pero que corresponden en más del 50% a China, país que redujo su producción 20/21 en casi 2 millones de toneladas y su stock final en 2,25 millones, mientras la producción de Rusia aumenta y disminuye su proyección de exportaciones. Tenemos entonces, grandes consumidores, como China, con producciones inferiores, y grandes exportadores como Rusia, recortando exportaciones.

Repasemos volúmenes de venta locales. A la fecha, muy cerca de terminar la cosecha de trigo 20/21, se proyectan 17 millones de toneladas, de las que ya se han comercializado 7,7 millones, el año pasado a igual fecha se habían comercializado 14,5 millones de 18,8 millones de toneladas cosechadas. Es decir, llevábamos comercializado el 77% de la cosecha, con valores futuros que, a enero 20202, fluctuaban entre U$S 200 y 209/TN, mientras hoy solo el 45% ha sido comercializada, con valores entre U$S 236 y 240/TN.

De 7,7 millones de toneladas de trigo 20/21 comercializadas a la fecha, el 88% ha sido comprada por la exportación, el año pasado a igual fecha, la exportación había comprado el 91,5% de 14,5 millones de toneladas. Si consideramos que en el pasado 2020 la exportación tuvo que garantizar proveer al consumo interno, lo que necesitara de trigo, al punto que se llega a fin del 2020 con ventas de trigo 19/20 que superan en 1,8 millones de toneladas al volumen cosechado, estamos hablando de volumen que había sido comprado por la exportación, y luego fue comprado por la industria local. Se llega entonces al 30 de diciembre 2020 con compras del sector exportador de trigo por 15,6 millones de toneladas, y de la industria por 5 millones de trigo 19/20, en suma 20,6 millones de toneladas de una cosecha de 18,8 millones.

Ante una actividad exportadora que ha crecido firmemente a volúmenes de 12 a 15 millones de toneladas los últimos años, a la fecha se ha comprado 6,8 millones de toneladas, la mitad del volumen total, que compraría en un año normal. Los precios locales, que se alejan de los internacionales, sumado al clima comercial que se politiza cada vez más, ahuyentan a clientes del trigo argentino, Brasil uno de ellos, que cada año afianza más su relación con Estados Unidos, gestionando compras libres de aranceles, fuera del convenio con el Mercosur. Veamos los precios internacionales y locales del trigo al cierre del 12 de enero 2021:

Cotizaciones de trigo al 12/01/2021:

  • Chicago continuo: U$S 245/TN
  • FOB Golfo de México: U$S 282,5/TN
  • FOB puerto de Buenos Aires: U$S 276/TN
  • Pizarra Rosario: U$S 226/TN según la conversión desde un valor de$19.300/TN
  • Valor teórico Ministerio de Agricultura: U$S 230/TN según conversión de $19.689/TN
Tranquera adentro se plantea el dilema de un contexto enrarecido, con precios excelentes para trigo, pero tipos de cambio que obligan a destinar las ventas a cierre de costos productivos, o diluir las mismas, a un tipo de cambio muy superior al de la operación de venta, haciendo que los $ 19.300/TN, en lugar de equivaler a U$S 226/TN, sean equivalentes a U$S 133/TN, si consideramos la cotización del Dólar MEP a casi $145/TN. Esto condiciona a realizar las ventas solo ante extrema necesidad, y peligra la continuidad de estos precios, en la medida que avancen procesos de intervención del gobierno. Recordar que el Mercado a Término local ofrece precios futuros, que pueden ser cubiertos, para derivar ventas hacia los próximos meses, de enero a septiembre 2021 las cotizaciones rondan los U$S 236 a 240/TN.

Conclusiones:

  • El mercado global va a seguir demandado en el corto plazo, sosteniendo buen nivel de precios internacionales, pero a nivel local, las decisiones están frenadas en un contexto de cese de comercialización, desprolijidades del gobierno, que muestra inconsistencia en medidas tomadas, y una dudosa voluntad de dialogo en el corto plazo.
  • La confusión no es buena consejera, los precios están ahí por ahora, y las herramientas comerciales, el contexto internacional ayuda a que esto se sostenga en el corto plazo.
  • Las retrasadas decisiones comerciales, desde el productor y exportador, dan lugar a que mucho volumen de trigo 20/21 sea digitado por manos diferentes de las que lo produjeron y de quienes lo usaran finalmente.
  • Avancemos en la gestión de decisiones comerciales, sin frenarnos en pos de lo que podría pasar, y creciendo en la capacidad de explicar la realidad, en un año recortado por sequía, en el que las decisiones de siembra 21/22 están a la vuelta de la esquina.
 
 
 
 

Informes anteriores