Gente Joven

NOS AUSPICIAN

¿Cómo va la vida?

Pareciera que a los economistas y analistas solo les importaran las cifras del PBI y las estadísticas económicas. Sin embargo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) quiso explorar más allá de aquellos números.

La OCDE, desde 1961, se ocupa de promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo. Actualmente 36 son los países que forman parte de la organización, entre los que encontramos a Alemania, España, Francia, Italia, Portugal, Estados Unidos y Canadá. Chile y México son los únicos países de Latinoamérica que forman parte, mientras que Colombia y Costa Rica están en proceso de adhesión.

¿Cómo es la vida? es un informe estadístico, publicado cada dos años, que describe algunos de los aspectos esenciales de la vida que configuran el bienestar de las personas en la OCDE y los países socios. Se basa en un estudio que cubre 11 dimensiones del bienestar actual (ingresos y riqueza, empleos e ingresos, vivienda, salud, educación, equilibrio trabajo-vida, medio ambiente, conexiones sociales, compromiso cívico, seguridad y bienestar subjetivo) y cuatro recursos diferentes para el bienestar futuro (capital natural, humano, económico y social). Cada edición considera cómo el bienestar de las personas está cambiando con el tiempo y cómo se distribuye entre los diferentes grupos de población, mientras que una serie de capítulos temáticos proporcionan una mirada en profundidad a aspectos específicos del bienestar.

En esta nota quise centrarme en una de las dimensiones del informe: equilibrio trabajo-vida. Lograr el balance adecuado entre el trabajo y la vida diaria es un desafío al que se enfrentan todos los trabajadores. La capacidad de combinar con éxito el trabajo, los compromisos familiares y la vida personal es importante para el bienestar de todos los miembros de una familia. Los gobiernos pueden ayudar a resolver este asunto al estimular prácticas laborales solidarias y flexibles, que faciliten el logro de un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Un aspecto importante del equilibro laboral-personal es el número de horas que una persona trabaja. La evidencia sugiere que un horario de trabajo largo puede resultar perjudicial para la salud personal, poner en peligro la seguridad y aumentar el estrés. En los países de la OCDE el 11% de los empleados trabaja 50 horas o más a la semana. Turquía es, por un gran margen, la nación con el porcentaje más alto de personas que trabajan muchas horas, con 33%, seguida por México con cerca de 29% y Colombia, con casi 27% de sus empleados. Cuanto más trabajen las personas, menos tiempo tendrán para dedicarlo a otras actividades, como el cuidado personal o el ocio. La cantidad y calidad de tiempo libre son fundamentales para el bienestar general de las personas y pueden generar beneficios adicionales para la salud física y mental. Un empleado de tiempo completo en la OCDE dedica en promedio el 63% del día, es decir 15 horas, al cuidado personal (comer, dormir, etc.) y al ocio (vida social con amigos y familiares, pasatiempos, juegos, uso del ordenador y la televisión, etc.).

Del último informe publicado, se desprende el siguiente ranking, de los diez países con peor balance de la vida familiar y laboral:

1. Colombia aparece en la cabeza del listado con una calificación de 0.9 sobre 10. En el Índice se puede observar que los puntos más bajos del país son educación, institucionalidad y seguridad. Su punto más alto es la salud, que arroja un puntaje de 7.8.

2. El segundo país con el peor balance es México. La nación centroamericana se ha visto sacudida por diversas situaciones como las tragedias cotidianas y el narcotráfico en zonas geográficas estratégicas. 

3. Turquía es el tercer país con el peor balance: 3.1 sobre 10. Este país tiene números negativos en aspectos como la satisfacción (2.6), el medio ambiente (2.7) y los Ingresos (1.6).

4. Corea del Sur es el cuarto país de la OCDE con el peor balance vida-trabajo. A pesar de ocupar un alto puesto en el listado, su puntaje del balance no es del todo negativo: 4.1 sobre 10.

5. Japón se ubica como el quinto país con peor balance vida-trabajo al tener una puntuación de 4.6 sobre 10. Esta nación 'reprueba' en cuanto a compromiso cívico, ya que obtuvo una puntuación de 1.9.

Israel disputa el quinto lugar con Japón, teniendo la puntuación de 4.6 sobre 10. A comparación de otros países del listado, tiene muy buenos números en escenarios fundamentales para el desarrollo óptimo de la calidad de vida.

6. Chile es, después de Colombia, el segundo país sudamericano con el peor balance entre la vida familiar y laboral. Tiene una puntuación de 5.0.

7. Islandia es el séptimo país con el peor balance vida-trabajo, teniendo una puntuación de 5.1 sobre 10.

8. Sudáfrica es el octavo país de la OCDE con el peor balance vida-trabajo: obtuvo 5.5 sobre 10. El país africano tiene otros ítems preocupantes que derivan, finalmente, en el desequilibrio de la balanza social.

9. Australia es el noveno país del listado. Curiosamente el balance vida-trabajo es uno de los pocos ítems con resultado bajo (5.6).

10. Nueva Zelanda ocupó el décimo puesto del listado al obtener 5.9 sobre 10 en el balance vida-trabajo. El país oceánico, así como su 'vecino' australiano, tiene destacados números que, de alguna manera, reparan la 'mancha' del balance.

Informes anteriores