El Mundo y los Negocios

NOS AUSPICIAN

Esta semana en Wall Street

La resaca dejada por la peor semana bursátil desde 2008 que aniquiló el mercado alcista de los últimos 11 años volverá a marcar otra semana de vértigo en Wall Street. El número de casos del COVID-19 seguirá aumentando, mientras que los médicos advierten públicamente que la gravedad del brote podría afectar la capacidad de los hospitales.

En medio de la incertidumbre, el Comité Abierto de la Reserva Federal celebrará su reunión de política monetaria el próximo 17 y 18 de marzo y, como de costumbre, contará con los comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell. La pregunta ahora no es si se volverán a recortar las tasas sino si la rebaja acabará por llevar el precio del dinero hasta el 0%, niveles no vistos desde 2008.  

La presión continúa sobre Powell, especialmente tras las duras críticas de Trump, quien acusó al capitán de la Fed de no estar haciendo lo suficiente. El banco central de EEUU ya implementó un recorte de tasas de emergencia de 50 puntos básicos el pasado 3 de marzo y ha incrementado sus inyecciones de liquidez a través de intervenciones en el mercado de dinero.

Esta semana también conoceremos los resultados trimestrales de FedEx mientras que herramientas de colaboración en línea como Slack, Canvas y Zoom Video siguen demostrando su eficacia a la hora de facilitar el trabajo o los estudios remotos.  

Se espera que el martes, FedEx ofrezca un beneficio por acción de 1,48 dólares por título y se anticipa un margen operativo del 3.1%. Sin embargo las miradas estarán atentas a lo que ocurra con sus proyecciones y el impacto del coronavirus en sus operaciones. La forma en que FedEx modele y discuta el impacto de la pandemia en la economía de EEUU podría hacer subir o bajar a su competidor UPS e influir en el sector del transporte en su conjunto.

También presentan cuentas esta semana, Baxter, General Mills, Nio, PagerDuty, Accenture, Darden Restaurants o Lennar, entre otras compañías.

La semana está coronada por la volatilidad que suele acompañar a la conocida como “hora bruja” del próximo 20 de marzo con triplete de vencimientos de contratos de futuros y opciones.

Está previsto que tan pronto como el lunes, el Senado de Estados Unidos avale el estímulo fiscal aupado por los legisladores en la Cámara de Representantes y aprobado en la madrugada del sábado con 363 votos a favor y 40 en contra. El plan que incluye bajas por enfermedad y atención familiar remunerada así como pruebas gratuitas para todos los estadounidenses, se suma a los 8.300 millones de dólares ya concedidos por el Capitolio para paliar los efectos de la pandemia y a la declaración del Estado de Emergencia Nacional por parte del presidente, Donald Trump, que libera otros 50.000 millones de dólares para ayudar a los estados y municipios de todo el país.

Trump también renunció a los pagos de intereses de todos los préstamos estudiantiles en poder de las agencias del gobierno federal hasta nuevo aviso e instruyó al Departamento de Energía a comprar grandes cantidades de petróleo para la Reserva Estratégica de crudo de EEUU, en un esfuerzo por ayudar a los productores estadounidenses de esquisto afectado por el reciente caída precipitada en los precios del petróleo.

A la espera de que el Senado dé el visto bueno al proyecto de ley respaldado en la Cámara Baja, que cuenta ya con el respaldo de la Casa Blanca, las miras se dirigen ahora a los sectores directamente afectados por la situación actual. Entre ellos destacan principalmente las aerolíneas patrias así como los operadores de cruceros, cuyas operaciones se han reducido a mínimos dadas las prohibiciones de viaje impuestas por el gobierno federal.

Los inversores conocerán esta semana más datos económicos, que en gran medida se espera que refuercen la fortaleza de la economía de EEUU antes del azote de la pandemia del COVID-19. Especialmente estaremos atentos a las ventas minoristas de febrero que se publican el martes. El consenso espera que las ventas minoristas hayan subido un 0,2% mes a mes en febrero, disminuyendo ligeramente desde el aumento mensual de 0,3% de enero.

Dada la extrema volatilidad del mercado, no está prevista ninguna salida a bolsa esta semana. Históricamente, el mercado de las salidas a bolsa ha tardado meses en regresar de nuevo a los niveles normales de emisión después de los picos de volatilidad de esta magnitud.

 

Informes anteriores