Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

PANORAMA GLOBAL Y PROYECCIONES PARA SOJA Y MAÍZ

En un momento histórico del mundo, con acontecimientos nunca vistos a nivel social, aparece el clima como soberano, y demuestra que la demanda de alimentos, por más cambio de coyuntura que se divulgue, sigue siendo inelástico, en la medida que la población mundial y sus necesidades básicas permanece ahí. Veamos, frente a una demanda que no se detiene, que está pasando con la oferta, y que podría pasar si el clima sigue presionando.
En otros informes se ha mencionado el protagonismo de Sudamérica, específicamente Argentina y Brasil, en la provisión global de soja y maíz. En cuanto al protagonismo productivo de soja y maíz en el mundo, ambos países participarían en la presente 20/21 con el 50,5% y 14% respectivamente, mientras en la exportación 20/21 se proyecta un protagonismo de 54% y 40% respectivamente, para estos dos granos. Finalmente, según las proyecciones del último informe del USDA, en diciembre 2020, Argentina y Brasil aportarían el 56% del stock final mundial de soja, y menos del 4% del stock final de maíz.
El problema potencial, que enero 2021 definirá, es un recorte productivo en Sudamérica, por precipitaciones inferiores a lo normal, debido al famoso evento “La Niña”. Considerando que, en cuanto a soja, entre Argentina y Brasil, proveen el 54% de las exportaciones y aportan el 56% del stock final mundial de este grano, un recorte productivo movería el tablero mundial de soja, y esto se visualiza en las fuertes subas de precios internacionales de las últimas semanas.
Veamos en el gráfico, como se han comportado los precios de soja en Chicago los últimos años. No se han visto subas de este calibre desde 2007, y la última vez que tuvimos estos precios internacionales, fue en 2014, antes del quiebre, que sostuvo los precios en niveles inferiores, por los últimos seis años.

 

La situación de oferta y demanda de soja en las campañas 07/08 y 12/13, llevaron la relación stock/consumo mundial a proporciones igual o inferiores a 23%, por recortes productivos en Estados Unidos en la 07/08, y aumento en la demanda global que sostuvo los stocks finales en volúmenes bajos durante la 12/13 y 13/14. Volviendo a las proyecciones 20/21, que serán corregidas en el informe de Oferta y Demanda mundial de granos el martes 12 de enero 2021, tenemos que, después de seis campañas con relación stock/consumo por encima de 23%, es la primera vez que volveríamos a esa proporción o menos, si consideramos que Brasil podría recortar su stock 20/21 y el consumo global de soja no cambiar o aumentar. Por tanto, si la demanda, como se viene afianzando, sigue a la suba, con China recuperando su stock porcino, y el mundo que no deja de crecer, los precios internacionales para los próximos meses, tienen más fundamentos alcistas que bajistas.

Veamos maíz en Argentina y Brasil, que producen el 14% del maíz del mundo, mientras proveen el 40% de las exportaciones, pero solo aportan 4% del stock final mundial. Un recorte productivo podría afectar fuertemente, solo hasta la llegada del siguiente proveedor, y ante un recorte en el stock final de los principales consumidores mundiales, Estados Unidos y China.
El gráfico para el precio de maíz en Chicago, parecido al de soja, muestra que estos precios, cercanos a U$S 200/TN, no se vieron desde 2014.

 

Vemos que en la 07/08, con un débil stock final mundial, que resultaba en 17%, la participación de Estados Unidos en las exportaciones era de 63%, y la demanda mundial sostenida, lo que trajo fragilidad a este mercado, en la 12/13, un fuerte recorte productivo en Estados Unidos, llevo su protagonismo exportador a menos del 20% y la relación stock/consumo mundial a 17%. En la actual 20/21, el aporte de Estados Unidos a las exportaciones se proyecta en 36%, y la relación stock/consumo mundial en 25%, lo que significa que, más allá de un cimbronazo alcista por recortes potenciales en Sudamérica, habría stock suficiente en el mundo, para proveer ante una falla productiva, y la duración de las subas podría ser corta. Lo único que hace ruido de mediano plazo, es el recorte de stock final en USA y China, que pasaron las últimas dos campañas de 56 a 43 millones y de 201 a 191 millones de toneladas respectivamente.

Conclusiones: A horas de un nuevo informe internacional del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los precios se sostienen en alza, en niveles no vistos por los últimos seis años. A nivel local, con los descuentos por retenciones, tenemos posibilidades de capturarlos. Consideremos la duración de apuestas alcistas internacionales y los riesgos de recortes de rendimientos potenciales tranquera adentro, para usar herramientas comerciales que permitan compensar parcial o totalmente, los recortes productivos. El mundo paga más, cuando espera tener menos cosecha, es decir, los precios se forman con la necesidad de alimento y la incertidumbre de disponer del mismo. La historia muestra las subas y bajas, y la importancia de cubrirnos cuando los precios escalan posiciones que no siempre son de larga duración. No relajarnos durante enero, mes clave de nuestra cosecha de verano, y tomar decisiones al respecto, pisando el lote con los pies, con las manos en la calculadora y la cabeza en la necesidad de capturar rentabilidad.
Marianela De Emilio
Ing. Agr. Msc. Agronegocios
03471-15556108
marianelasabrina@hotmail.com
INTA Las Rosas

Informes anteriores