Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

El valor del novillo pesado complica a la exportación

En el año 2016, las importaciones sumadas de carne vacuna de China, Corea del Sur, Japón y Hong Kong, totalizaban los 8.900 millones de dólares.

Para este año se calcula que las compras de estos cuatro mercados en conjunto serán del orden de los 21 mil millones. Significa un incremento del 137 por ciento en sólo cinco años.

Se observa un estancamiento en las compras de Hong Kong, las que llegarían este año a los dos mil millones de dólares.

Esta estabilidad sería producto de los intensos controles que las autoridades chinas están ejerciendo sobre el contrabando de carnes proveniente de los países limítrofes.

Esta mayor vigilancia en fronteras y caminos se ha producido a causa de la difusión de la Peste Porcina Africana y del Covid-19 en la región.

LOS OTROS MERCADOS

Crecen las importaciones de Japón, que pasan en estos cinco años de 2.785 millones de dólares a 3.700 millones de dólares, lo que representa un 33 por ciento más.

Se incrementan aún más las compras de Corea del Sur, que pasan de 2.090 millones a los 3.600 millones de dólares (72 por ciento).

Por último, las importaciones de China de carne vacuna, que hace cinco años eran de 2.500 millones, este año serían de 12 mil millones de dólares, registrándose un aumento del 380 por ciento.

Estos cuatro destinos (Japón, Corea del Sur, China y Hong Kong) participarían durante ese año con entre 50 a 55 por ciento del comercio mundial de carne vacuna, medido en dólares.

MÁS DESTINOS EN ASIA

Además, debe observarse que este año, Taiwán, Filipinas y Malasia en conjunto importarían carne vacuna por valor de otros 3.800 millones de dólares.

En resumen: la demanda asiática por carne vacuna crece de manera explosiva.

Se espera para los próximos años que la demanda china por carne vacuna evolucione como lo hizo en su momento la de Japón, Corea y Taiwán, que pasaron de importar inicialmente carne de bajo valor a convertirse en los principales mercados del mundo para cortes enfriados de alto precio.

En el corto plazo, la incipiente demanda china por cortes enfriados premium está siendo cubierta por los Estados Unidos y por Australia, pero este último país ha perdido muchísimo terreno.

Esta pérdida de protagonismo fue después de los incidentes diplomáticos con China del año pasado, que le costaron el deslistado de siete grandes frigoríficos exportadores, los cuales en su mayoría se habían especializado en la venta de cortes enfriados a China.

NOVILLO ARGENTINO

En este marco, a actual cotización del novillo Hilton en la Argentina –4,65 dólares por kilo en “gancho”–, se ubica bien por encima de los valores para esta categoría que se observan en los otros países del Mercosur: Brasil, con 3,60 dólares; Uruguay, con 4,20 dólares y Paraguay, con 3,80 dólares por kilo en gancho.

Los precios del novillo en nuestro país no están lejos de los que rigen hoy en Estados Unidos (4,85 dólares), o en la Unión Europea (4,65 dólares), pero bien por debajo de Australia (siete dólares), cuyas cotizaciones están hoy “fuera de escala”.

El alto valor del novillo en nuestro país puede adjudicarse por un lado, al faltante de novillos pesados “con papeles”.

OBSTÁCULOS

Esto es consecuencia del elevado número de campos que el Senasa dio de baja en los últimos dos años para la cuota Hilton. Y por el otro, al atraso en el tipo de cambio real para la carne vacuna.

Buena parte de la industria exportadora, ante la fuerte caída del valor del R&L Hilton en Europa, ha reducido o ha interrumpido la faena con destino a este cupo.

Con estos valores para el novillo los números no cierran y además muchos pueden hacer una pausa en la producción, porque el cumplimiento de la cuota 2021/2022 a principios de diciembre (42 por ciento), viene a buen ritmo.
 

Informes anteriores