Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

El ternero se ha convertido en el bitcoin criollo

Hay interés por comprar terneros a término (entrega entre marzo y abril del año próximo), pero con pocas operaciones a causa de la reticencia de los criadores a vender.

Todo pese a que se oferta, con pago adelantado, hasta el 90% del valor actual del ternero.

El productor que vende gordo no quiere quedarse con la plata y busca el ternero –el bitcoin criollo–, aunque su valor se ubique cerca del máximo en una serie histórica a moneda constante. Y aunque la relación de compra/venta sea, sin incluir los gastos de comercialización es negativa en un 25 a 30%.

Se observa mucho interés por alquilar campos de cría, sea por criadores, recriadores (feedloteros), o por la permanente presión de la agricultura, pero la oferta de campos es muy reducida. Lo que se desocupa se alquila enseguida.

En el interior del país, en los pueblos rurales, el productor no está habituado a comprar dólares y confía –en especial en épocas de incertidumbre como la que estamos viviendo– en la hacienda como activo que lo defiende de la inflación.

Desde la llegada de la actual administración, y mientras la inflación ha sido del 95%, el valor del dólar libre ha subido un 186% y el valor del ternero de invernada lo ha hecho un 210%.

Por el mundo

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), entre octubre de 2020 y octubre del 2021, los precios internacionales de la carne de cerdo retrocedieron un 0,4% y los precios del pollo crecieron un 30,4%.

Mientras tanto, los precios internacionales de la carne vacuna crecieron un 32,7%, siempre en los doce meses terminados en octubre último.

En los últimos dos meses, y a partir de la caída en las importaciones chinas, cae el precio internacional de la carne de cerdo, se estabiliza el precio del pollo y retrocede levemente el precio internacional de la carne vacuna, que había subido previamente diez meses consecutivos (desde diciembre 2020 a septiembre 2021).

El mercado internacional de la carne vacuna se ha estimado para el 2021 en unos 40 mil millones de dólares.

Los principales flujos, en toneladas pesos producto, son:

Primero: Brasil a China-Hong Kong, 920 mil toneladas, por valor de 5.060 millones de dólares.

Segundo: Estados Unidos a Corea del Sur, con 277 mil toneladas, por valor de 2285 millones de dólares.

Tercero: Estados Unidos a China-Hong Kong, con 220 mil toneladas, por valor de 2025 millones de dólares.

Cuarto: Estados Unidos a Japón, con 260 mil toneladas, por valor de 1890 millones de dólares.

Quinto: Argentina a China, con 430 mil toneladas, por valor de 1.650 millones de dólares.

Sexto: Australia a Japón, 240 mil toneladas, por valor de 1.620 millones de dólares.

Séptimo: Uruguay a China, 330 mil toneladas, por 1.550 millones de dólares.

Octavo: Australia a Estados Unidos, con 153 mil toneladas, por mil millones de dólares.

Noveno: Australia a Corea del Sur, con un flujo de 170 mil toneladas, por mil millones de dólares.

Décimo: Australia a China, 146 mil toneladas, por valor de 780 millones de dólares.

Undécimo: India a Vietnam (luego de contrabando a China), con un volumen de 100 mil toneladas, por valor de 340 millones de dólares.
 

Informes anteriores