El Mundo y los Negocios

NOS AUSPICIAN

Esta semana en Wall Street

La guerra comercial entre Estados Unidos y China continuará generando desconcierto en los mercados esta semana. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, oficializó el viernes su decisión de retrasar durante seis meses la decisión de implementar o no aranceles de hasta el 25% sobre la industria automotriz extranjera, ofreciendo así margen para continuar las negociaciones con la Unión Europea y Japón. 

De esta forma, el representante comercial, Robert Lighthizer, continuará conversando con Bruselas y Tokio con el objetivo de presentar un informe ante el inquilino de la Casa Blanca dentro de 180 días. Si para entonces no se ha logrado un acuerdo con sus socios, “se tomarán las acciones necesarias”, concluyó la orden de Trump. El mandatario señaló en su decisión publicada ayer que “las condiciones locales de competencia deben mejorarse. reduciendo las importaciones”.

Según las conclusiones previas del Departamento de Comercio, auspiciadas bajo la Sección 232 de  la Ley de Comercio de EEUU, algunas de las importaciones de vehículos, camiones y autopartes “debilitan la economía interna” y amenazan la seguridad nacional. Este análisis fue presentado al presidente estadounidense el pasado mes de febrero.

Precisamente, la Sección 232 avaló los gravámenes del 25% y el 10% impuestos el año pasado al acero y el aluminio procedente de un múltiple grupo de países, entre ellos México y Canadá. También la Unión Europea. No obstante, la administración estadounidense anunció que retirará estos aranceles a sus vecinos. La resolución de esta disputa facilitará la ratificación en el Congreso del nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos-México-Canadá (USMCA).

A última hora del jueves, el gobierno estadounidense también anunció que reducirá las tasas sobre el acero turco al 25% desde el 50%, revirtiendo así la controvertida decisión adoptada por Trump el verano pasado tras el aumento de las tensiones con la administración de Recep Tayyip Erdogan. El mandatario de EEUU justificó esta decisión alegando mejoras que hicieron apropiado reducir los aranceles. Esta decisión fue bienvenida por el ministro de comercio de Turquía, Ruhsar Pekcan, quien calificó el movimiento como “positivo", aunque incidió en que Turquía esperaba que "todos los obstáculos al comercio bilateral" se acabaran eliminando. 

Donde tensiones continúan a flor de piel es en China. Los medios estatales del gigante asiático han señalado la falta de interés de Pekín en reanudar las conversaciones comerciales con Washington si Trump mantiene su amenaza arancelaria, mientras que el gobierno chino dijo que se intensificarán los estímulos para reforzar la economía nacional.

El Banco Popular de China (PBOC) anunció el viernes que reducirá los costes financieros de las pequeñas empresas, como parte de sus esfuerzos por ayudar a las compañías de menor tamaño a enfrentar la desaceleración de la segunda mayor economía del mundo debido a su pulso arancelario con EEUU.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Comercio chino, Gao Feng, descartó efectivamente las conversaciones a corto plazo con los negociadores estadounidenses. Este funcionario especificó que las principales preocupaciones de China deben ser abordadas antes de que se pueda llegar a un acuerdo, y culpó a la reciente escalada unilateral de las tensiones como factor principal que ha dañado las negociaciones. 

Tras estas declaraciones, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lu Kang, sugirió que su país siempre está a favor de resolver las disputas mediante diálogos y consultas pero, dadas las decisiones del lado estadounidense, “creemos que para que estas negociaciones sean significativas, tiene que haber sinceridad”, afirmó durante una conferencia de prensa.

Fuera del terreno comercial, las miras se concentran en Europa, donde el jueves comienzan las elecciones al Parlamento Europeo. La votación se prolongará hasta el domingo y, con 400 millones de personas elegibles para participar, es el mayor ejercicio del mundo en democracia transnacional.

Se espera que tanto los principales bloques de centro-derecha como de centro-izquierda pierdan terreno, con partidos euroescépticos de derecha, así como reformistas pro-UE listos para aumentar su presencia. Reino Unido también elegirá a los eurodiputados después de que el gobierno del Reino Unido no haya entregado el Brexit el 29 de marzo.

Probablemente Bruselas necesitará una coalición de tres o cuatro grupos políticos diferentes para formar una mayoría en el parlamento de la UE, lo que será clave para nombrar al próximo presidente de la Comisión Europea.

El presidente Donald Trump viajará a Japón el sábado para una visita de tres días. Se espera que Corea del Norte y el comercio ocupen un lugar destacado en la agenda cuando el mandatario se reúna con su homólogo nipón, Shinzo Abe. 

Los inversores también buscarán clarificaciones sobre qué tan transitoria cree el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal que la reciente debilidad en la actividad económica y la inflación será cuando el banco central publique sus actas de la reunión de mayo el miércoles.

En el apartado de resultados, las minoristas siguen cobrando protagonismo. Target, Best Buy y las tiendas de mejoras para el hogar, Home Depot y Lowe’s, presenta sus cuentas. También lo harán JC Penney, Nordstrom, Ross, Kohl's y TJX. Fuera del sector minorista, rendirán cuentas HP, Toll Brothers, Ryanair y Tata Motors.

Informes anteriores