Para Pensar

NOS AUSPICIAN

¿Sentís que corrés de atrás a tus números?


Cómo hacer te confiesen por qué
 
¡Buen día! ¿Cómo estás? Escucho a muchos empresarios y emprendedores decir: “siento que siempre la corro de atrás, lo financiero me consume el día y no me queda tiempo para lo importante.”

En mis últimas columnas te brindé muchos análisis “analógicos” y en un lenguaje para no financieros, para que hagas hablar a tus números y confiesen si tu negocio genera o no rentabilidad.

Generalmente, cuando hay que “rascar el fondo de la olla” para cumplir con las obligaciones urgentes e impostergables como los sueldos, tarifas e insumos críticos, las puertas de salida a las que se recurre son:
 
 
Vas al banco a descontar cheques, a gestionar otras líneas de capital de trabajo, dejás de pagar o postergás obligaciones impositivas, nacionales o provinciales. De acuerdo a tu poder de negociación, negociás mayores plazos con tus proveedores. En resumen, la frazada corta la cubrís con  financiamiento  bancario, impositivo o comercial.

Ahora ¿está mal endeudarse? ¡Por supuesto que no! Al contrario, puede apalancar tu negocio, y en la última columna te expliqué cómo calcular la tasa máxima hasta la que podés endeudarte, para que logre mejorar la rentabilidad de tu negocio. Aunque en este contexto, de la economía “M,” como dice Salvador, tenés que tener en cuenta que la tasa de interés está por encima de la tasa de inflación, lo que requiere ser mucho más prolijo a la hora de endeudarte y gestionar tus stocks. Y para eso te recomiendo te compres su libro, que presentó, ante una audiencia increíble,  el lunes 11 en la Bolsa de Comercio y tuve el placer de participar: “Cómo hacer negocios en tiempo de crisis. De la economía K a la economía M”, donde te da muchas recetas para navegar en este nuevo contexto que nos desafía a reinventarnos.

Esto ocurre cuando existe descalce de tiempo entre tus ingresos y tus erogaciones de fondos. Y en este punto me detengo muy especialmente en el flujo operativo. Existe un concepto que no todas las pymes y emprendedores calculan, que es el ciclo de negocio. Acompañame y vamos a calcularlo con el siguiente estudio (aclaro: utiizando palabras más simpáticas para “no financieros”)
 
“Ciclómetro”

El objetivo es analizar en promedio, cada cuántos días pagás a tus proveedores, cuántos tiempo permanecen en en stock tus bienes antes de comercializarlos, y  a qué plazo promedio pagan tus clientes.
Para llegar a calcular el ciclo de tu negocio, se aplican las siguientes fórmulas:

 
 
DIAS PAGOS: cada cuántos días pagás a tus proveedores.

DIAS STOCK: cuántos días permanecen en stock tus productos antes de ser comercializados.

DÍAS COBRANZAS: plazo en días que tardan tus clientes en pagar.

Te lo explico con un ejemplo simple para que se entienda el concepto:  si a tus proveedores le pagas a 30 días, si esos mismos productos en promedio tardan 60 en ser comercializados y otros 90 días más en ser cobrados, significa que tu ciclo de negocio, tu desfasaje financiero, es negativo en 120 días. (30 -  60 -  90 = (120))
Resultado de imagen para bonus track

Otras sugerencias  para un mejor análisis:

Ciclo de pagos: para calcular el ciclo de pagos ampliado, recomiendo sumar a las deudas comerciales las deudas sociales. Ya las compras, los gastos en sueldos, aportes y contribuciones. Es que precisamente, una de las necesidades más importantes  de fondos, (y sobre los que nos hay poder de negociación), son los sueldos y cargas sociales.

Ciclo de stock: me llama mucho la atención que no siempre se tiene un buen sistema que calcule y valúe el stock , o no se realizan adecuados controles para profesionalizar las decisiones de compra. Si no tenés un software, ni hábitos sobre uno de los principales ítems sobre los que estás invirtiendo, sería bueno empieces, al menos a pensarlo.

Ciclo de cobranza: para un adecuado cálculo recomiendo sumar al saldo de tus clientes, los saldos en cheques a cobrar. Por lo general los sistemas descuentan del saldo del cliente, los cheques a fecha que éste ha entregado. Lo ideal sería que los muestre en un espacio aparte y que no baje el riesgo. De lo contrario vas a tener una imagen desdibujada respecto al plazo que estás financiando a tus clientes.
 
Vamos con un ejemplo práctico:

Seguimos con Pampita SRL (quizás para la próxima cambiemos por “La China”). Vamos a suponer que el “Ciclómetro” muestra lo siguiente:
CICLÓMETRO 31/07/2016 31/07/2017  
CICLO DE PAGOS (DIAS) 140 110  
CICLO DE INVENTARIOS (DIAS) 150 120  
CICLO DE COBRANZA (DIAS) 120 60  
CICLO DEL NEGOCIO (DIAS) -130 -70  
 
 
Estos números le dirían: “Pampita estás más ágil, aunque no suficiente. Si bien tus proveedores te exigieron les pagues 30 días antes (de 140 a 110 días), los neutralizaste siendo más eficiente en la gestión de tus stocks. Además, lograste cobrarle mejor a tus clientes que de 120 días de plazo los redujiste a 60. ¡Felicitaciones lograste bajar tu ciclo del negocio de -130 dias a -70 días..aunque…sigue siendo negativo...”

Pampita: deberías preguntarte y responder: ¿Puedo reducirlo aún más?¿A qué puerta de salida de incendio estoy recurriendo? ¿A qué costo? ¿Lo estoy trasladando a precio? ¿Estoy evaluando otras alternativas de financiamiento a tasas más convenientes? ¿Podría negociar mejores condiciones con proveedores y con clientes? ¿Sobre qué variable del ciclo tengo más poder para lograr efectos positivos?

Otro tema no menor, es que los retrasos en la cobranza se deben, muchas veces, no por el plazo al que financiás, sino a que no estás siendo eficiente en tus procesos. Tardás en entregar tu producto o servicio, enviar la factura, los resúmenes de cuenta a clientes no son claros, o no sos ágil en resolver y conciliar estos saldos para que tus clientes te paguen con seguridad y celeridad.

No todas las soluciones son numéricas, como me gusta decir ellos son consecuencia de nuestros hábitos, omisiones y decisiones. Nos orientan, nos muestran, nos hablan, aunque no siempre mandan, y esconden secretos que tienen que ver muchas veces, más con nosotros, que con el contexto.
 
¿Aún seguís agobiado? ¿Te bajó el nivel de azúcar?

Puede que estos análisis te provoquen mareos, te baja el azúcar y la energía. Sin embargo, es necesario los realices para la salud de tu negocio y tu propio bienestar.  Podés hacerlos vos directamente, con tu equipo, o dejarte ayudar porque quienes hacemos de nuestra profesión, estas mediciones y otras más complejas. Pensalo, mientras tanto, como llegaste hasta acá, y como ya empezó el calorcito, te regalo el postre:
 

¿Me permitís? Te comparto una alegría

El viernes 15 y el sábado 16 voy a estar dictando dos talleres para emprendedores, en el marco del Hackaton Agro,  en la Bolsa de Comercio de Rosario. Serán dos jornadas intensivas, donde se genera un espacio de encuentro para desarrolladores de software, profesionales, productores, industriales, inversores, para en forma colaborativa dar respuestas, desde la tecnología, a problemas que la agroindustria y la acuicultura no pudieron resolver.

Regresar a la ciudad donde nací y me formé, a devolver un granito de arena de todo lo que ella me dió, me  llena de felicidad. Ser parte de este nuevo contexto que se está generando Rosario como epicentro de las AgTech, me conecta con la misión que declaré cuando lancé mi consultora TÓNICA Potenciando talentos:

“Inspirar a las personas, equipos y organizaciones, descubran sus talentos y fortalezas, se capaciten para su desarrollo, y se complementen con otros, brindando soluciones innovadoras y sustentables para el bien-estar individual y colectivo.”

En la próxima te comento la experiencia y novedades.

Espero que este post te haya sido útil y me cuentes sobre qué otros temas te gustaría recibir contenidos para mejorar la gestión de tu negocio.   Como siempre, te invito a que pongas un Me Gusta a mi face page Tónica Potenciando Talentos  . ¡Que tengas un hermoso fin de semana en conexión con lo que disfrutás y con la gente a quien amás! ¡Hasta el próximo viernes!
 
Cra. Mónica Ortolani
Face page Tónica Potenciando Talentos
http://tonicaonline.blogspot.com.ar/
monica@tonicaonline.com.ar
2364503026
 
 
COLUMNAS RELACIONADAS
¿Hasta qué tasa puedo endeudar a mi PYME?
¿Qué dicen tus números?
3 tips sobre precios para PYMES y emprendedores
Las 3P de los precios que necesitás conocer
Cuando los números no cierran
 

Informes anteriores