Para Pensar

NOS AUSPICIAN

7 ventanas para detectar OPORTUNIDADES

El modelo de Peter Drucker. 

La semana anterior compartimos 7 simples prácticas  con el sentido de mostrarte que con hábitos y actitudes cotidianas podemos descubrir y crear “puertos”, “pasos”  que nos permitan salir del lugar en el que estamos y solucionar problemas que el mundo está necesitando. (1) 
 
Te prometí,  esta semana te traería, un modelo sistemático y probado. Te hablo del modelo que  nos dejara como legado “el  padre del management” o el “humanista de la economía”, Peter Druker,  

En su obra “Innovation & Entrepreneurship”, nos enseña que la característica distintiva del emprendedor es la innovación y que ésta no depende sólo de la creatividad, sino de una búsqueda sistemática, ofreciéndonos un mapa de siete fuentes de innovación o “ventanas de oportunidades”.

Por cuestiones de espacio y hacer más amena la lectura hoy abriremos las primeras tres, para que puedas aceitar y entrenar tu capacidad observadora y puedas encontrar TU salida. Seguro lo vas a logras. ¿Me acompañas? 

Para Druker es la ventana de oportunidad más importante y la menos observada. Es que a los hechos in-esperados, en primera instancia tendemos a verlos como amenazas, cuando podemos transformarlos en oportunidades. 
 
Aquí,   los argentinos nos ingeniamos para encontrar salidas, considerando los cambios repentinos en muchas regulaciones que incineran o alientan negocios,  y es lo que hace, que se nos produzcan esos “clicks” .  
 
Te comparto  algunos ejemplos,  de cómo el espíritu inquebrantable de nuestra pampa gringa  supo y pudo capturar, innovar y   crear valor: 
 
En la semana global del emprendedor en Rosario en el 2015 escuché al investigador Hugo Bramajo del (IBR) quien nos comentó cómo desarrollaron la producción de quimosina bovina en bacteria, con el aporte de fondos privados, dada la imposibilidad de su importación luego de la crisis del 2001. Este avance fue adoptado por  la empresa Geneg SRL, quien actualmente  se dedica a producir y comercializar quimosina  y fermentos lácteos y a desarrollar nuevos productos biotecnológicos, de aplicación en la industria alimenticia, con aportes privados y de la ANPCyT. 
 
Sorpresivos ataques de palomas a algunos cultivos encendieron la creatividad para desarrollar cultivos de vuelco de capítulo en girasol otorgando una ventaja competitiva a las industrias que lo desarrollaron. 

La aparición de enfermedades o ataques de insectos a los cultivos, incentivaron el desarrollo de fitosanitarios y la biotecnología permitió desarrollar cultivos resistentes a las mismas. 
 
Frecuentes inundaciones permitieron desarrollar tecnología de doble tracción en nuestra maquinaria agrícola y la industria automotriz. 
 
Te dejo una pregunta

Cuando percibimos incongruencias entre “lo que es” y lo que “debería ser”, nos moviliza al cambio y la innovación. 
 
Ejemplos: Argentina: un país rico en recursos y alimentos, pero que registra índices de mortalidad infantil por desnutrición que duelen en el alma, aceitó la concientización de la responsabilidad social empresaria de sectores del agro aportando y colaborando a ONGs como CONIN. 
 
Ampliemos nuestra visión sobre la innovación, no sólo como avances tecnológicos sino como procesos y conductas que ayudan a crear valor y mejorar el bien-estar de la sociedad. Es necesario complementar fortalezas y voluntades públicas y privadas 
 
La incongruencia de una Argentina con una elevadísima presión impositiva que debería ser suficiente para brindarnos seguridad, cobertura social, y educación dieron nacimiento a estos servicios en el ámbito privado. Y así, los pocos argentinos que pueden, contratan educación, seguridad y cobertura social en forma particular.

Cuando hablamos de necesidades de los procesos nos referimos a cambios en el “cómo” hacemos las cosas. 
 
Por ejemplo, hace 30 años comenzó a observarse, cómo los suelos iban erosionando y perdiendo su capacidad productiva. Era vital cambios en el proceso de siembra para revertir esa tendencia. Así lo compartía la Lic. María Beatriz “Pilu” Giraudo, cuando era presidente de AAPRESID en el acto de apertura de la Semana Global del Emprendedor en Rosario. 
 
Desde la pequeña localidad cordobesa de Zenón Pereyra, varios productores comenzaron a reunirse, experimentaron, buscaron ayuda en los estudiantes de agronomía, y junto a otros productores conformaron la Asociación Argentina de Productores de Siembra directa (AAPRESID). La siembra directa es el sistema productivo basado en la ausencia de labranzas y la presencia de una cobertura permanente del suelo, vía cultivos y rastrojos de cultivos anteriores.

Este cambio, de sello argentino hoy, es modelo para el mundo. Usamos menos cantidad de agua, combustible, fertilizantes y pesticidas por unidad de superficie que nuestros competidores. 
 
No todo quedó allí, desde AAPRESID continúan generando soluciones a los procesos agrícolas, poniendo foco en el Programa de la Agricultura Certificada que promueve un conjunto de Buenas Prácticas Agrícolas (BPAs) para un uso más eficiente de los recursos naturales, especialmente del agua, y de las tecnologías disponibles, para mejorar la productividad y la rentabilidad. Tengamos en cuenta que los procesos para ser 

“sustentables” deben ser “sostenibles” y deben apoyarse en tres columnas: la económica, la ambiental y la social.  
 
Otro ejemplo, es la necesidad de generar cambios en el cómo generamos energía y aparecen innovaciones cada vez más sorprendentes en el campo de energías renovables o limpias.  
 
Les dejo PARA PENSAR: 

Mucho PARA PENSAR antes de actuar, así que descansamos un poco, agarramos una hoja en blanco, empezamos a leer en MODO POSITIVO, con la actitud de capturar y crear oportunidades.  
 
Un ejercicio que hago con emprendedores en mis charlas es darles un diario en físico y lean las noticias “programados” en modo “búsqueda de oportunidades” usando este modelo. Me da mucha satisfacción cuando me reencuentro con ellos y me comentan cómo cambiaron realidades con esta simple práctica. 
 
Te invito a que vuelvas a recorrerlas, esta vez con el compromiso personal de sentirte protagonista de buscarlas y aprovecharlas, complementando fortalezas con otros, generando consensos, con organismos públicos y privados, para generar los cambios y las innovaciones necesarias para una Argentina, que siga dando soluciones al mundo. 
 
Hoy, me despido con dos frases

¿Y? ¿Estás preparado?  
 
Hasta la próxima para seguir abriendo ventanas.  
 
 
Si te gustó el artículo, te agradezco compartir, y poner un “Me gusta” a mi face page TONICA Potenciando talentos.

monica@tonicaonline.com.ar 
www.tonicaonline.com.ar 
Linkedin Monica Ortolani 
Cel 2364503026 
 
(1) Columnas relacionadas: 
 
¿Oportunidades? ¿Dónde? 7 simples prácticas 
Aprovecha esta novedosa línea de financiamiento FONAPYME agroalimentario 
Herramientas para emprender y gestionar con éxito 
Oportunidades de capacitación, financiamiento y asociatividad para PYMES 
Oportunidades que se abren con la ley de emprendedores 
 

Informes anteriores