Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

RENTABILIDAD GANADERA. Oportunidades y limitaciones

El precio del maíz ha bajado considerablemente en el mediano plazo, lo que cambia la relación insumo/producto para quienes usan este grano como forraje.

En el grafico se ve como la relación maíz-novillo bajo en el primer semestre de este año, pasando de necesitar 100 kilos de novillo para comprar una tonelada de maíz, a necesitar menos de 80 kilos. Para esto se combinaron la baja del precio del maíz y la suba de la carne, beneficiando sistemas de agregado de valor en ganadería.

 
Este año además se generó un aumento en el consumo local de carnes, que paso de 111 a 117 kilos por persona por año, y en el caso específico de la carne bovina, su consumo aumento de 56,5 a 58 kilos por persona por año, a nivel nacional marca un aumento de 5,6% anual. Tambien las exportaciones siguieron aumentando a un ritmo superior que el año pasado, lo que lleva a proyectar un volumen anual de 50 mil toneladas mas que el año pasado, marcando un crecimiento del 23% respecto a 2016.

La suba de precios de la carne y el aumento en el consumo, causo mayores ingresos en los sistemas ganaderos desde cría hasta engorde a corral. 

Lo anterior no fue suficiente para mejorar la rentabilidad ganadera, que sufrió un gran recorte este año, por ser la suba de ingresos mucho menor a la suba de costos. Los costos más relevantes fueron el aumento de salarios y los gastos de estructuras e impuestos. Así, tanto en sistemas de cría, como de ciclo completo e invernada, la rentabilidad se ve mermada, comprometiendo el crecimiento sostenido de esta actividad en el corto y mediano plazo.

En el siguiente grafico se observa en términos porcentuales, cual fue la variación entre Junio 2016 y Junio 2017 para los ingresos, los gastos directos, los gastos de estructura e impuestos, que afecta sobre el margen neto, y finalmente la reducción de rentabilidad para los sistemas ganaderos predominantes.

 

Podemos ver que la actividad de cría bovina tuvo un aumento del 4% de los ingresos, pero los gastos directos subieron casi un 40%, y los gastos de estructura un 25%, así la rentabilidad resulta -17% inferior a lo que era el año pasado.

El impacto en el sistema de ciclo completo, ejemplificado sobre números del centro y sur de Córdoba genero un recorte del -38% de la rentabilidad, y en invernada, tomando números del centro de Santa Fe, disminuyo -67% respecto a la rentabilidad del año pasado.

En cuanto a los sistemas de engorde a corral, cuyo formato de negocio es tan diferente del resto, tuvo este año un crecimiento del 0,40% de ingresos, y un aumento de gastos directos del 19%, lo que genera un margen bruto apenas positivo, y negativo para quien engorda pagando servicios de hotelerías.

Recalculando:

ü  Oportunidades: El maíz esta en precios competitivos como insumo forrajero; aumenta el consumo de Carne; el mercado de exportaciones crece a paso lento pero firme.

ü  Limitaciones: Los costos subieron mas que los precios; la carga impositiva y gastos de estructura tienen gran incidencia en los costos totales, de 35 a 50%; el tipo de cambio atrasado sigue siendo un limite para ganar competitividad exportadora en el corto plazo.

Conclusiones: Si los ingresos aumentan 4% mientras los costos se elevan 40%, la rentabilidad se ve disminuida dramáticamente, al punto de acercarse a cero, desincentivando la inversión, frenando entonces el crecimiento del sector, o, en el peor de los casos, causando liquidación de cabezas. Por ahora no ocurre, por el contrario, el stock se eleva levemente.

Sin embargo, para retomar un camino de crecimiento sostenido, se necesita diluir costos con mayores precios, lo que impactaría bajando el consumo local y aumentando el saldo a exportar. El tipo de cambio atrasado limitaría la incersion de mas mercadería en el mundo.

Por ultimo, el sistema impositivo debe buscar el camino de una reforma impositiva, que desgrave las producciones ganaderas y/o vincule las mismas a herramientas de financiamiento en el corto y mediano plazo, que permitan elevar la productividad y la escala productiva, para definitivamente entrar en un camino hacia el desarrollo sustentable de la ganadería argentina.
 
Ing. Agr. Marianela De Emilio
INTA Las Rosas
marianelasabrina@hotmail.com
03471-15556108

Informes anteriores