Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

RECALCULANDO RENTABILIDAD 17/18



La 17/18 va tomando ritmo en Sudamérica, con precios futuros que han avanzado a la suba los últimos dos meses para soja y trigo, y se han estancado en maíz.

Recorrido de precios:

ü  Soja Mayo 2018 MATBA tuvo mínimos de U$S 246/TN y máximo de U$S 264,7/TN, como cerro esta semana, recorrió los últimos dos meses un camino de U$S 18,7/TN, con una tendencia lateral levemente alcista.

ü  Trigo Enero 2018 MATBA con mínimos de U$S 155,8/TN y máximo U$S 169,8/TN, recorrió un camino de U$S 14/TN, en un camino lateral.

ü  Maíz Abril 2018 MATBA con mínimos de U$S 146/TN y máximo en U$S 152,5/TN, recorrió U$S 6,5/TN, y está en un camino lateral.

Con la evolución de precios van cambiando los márgenes proyectados para la 17/18, con la soja de primera y el trigo/soja de segunda ganando rentabilidad, mientras el maíz se estanca en rentabilidades inferiores.

Veamos entonces como evolucionaron[1] los márgenes brutos por hectárea (MB) y rentabilidades proyectadas ante los cambios en los precios futuros de cosecha.
 

 
Para campo propio vemos los márgenes brutos por hectárea muy similares en las diferentes alternativas, que van de U$S 546 a 593/Ha, siendo el menor para soja de primera, y el mayor para trigo/maíz de segunda. Sin embargo cuando vemos la rentabilidad, que permite relacionar los márgenes brutos en función de los costos directos (implantación más comercialización y cosecha), se observan grandes diferencias, con la soja de primera en primer lugar, ofreciendo una rentabilidad del 107%, con trigo/soja de segunda y maíz de primera apenas superando el 60%, y trigo/maíz de segunda en último lugar con un 43% de rentabilidad.

Para campo alquilado los márgenes varían de U$S 123 a 171/Ha, y, al igual que en campo propio, el menor margen es para soja de primera y el mayor para trigo/maíz de segunda. Cuando vamos a rentabilidad, agregando aquí el costo de alquiler, la fluctuación es mucho menor respecto a campo propio, aunque se conserva el orden de mayor a menor, yendo de 13% para soja de primera a 9,5% para trigo/maíz de segunda.

Tal como comentamos al principio, la evolución de precios de estos tres granos estos últimos dos meses, genero una evolución dispar de la rentabilidad, siendo relevante en campos alquilados, realidad del 50% de la producción agrícola del país.
Comparemos la rentabilidad en campo alquilado, solo modificando los precios de cosecha 17/18 de hace dos meses y los actuales.

 
 
Los precios afectaron a todas las alternativas productivas, impactando más fuertemente en soja de primera y trigo/soja de segunda, que ganaron 3 puntos porcentuales, y maíz de primera que perdió 3 puntos porcentuales.

Esto deja a la vista la importancia de cubrir valor, lo que resulta en cubrir rentabilidad.

Tendencia de precios:

ü  Soja: Hace algunos meses se plasmaron las razones por las que la soja formaba parte de un mercado muy frágil, dada la oferta y demanda tan polarizadas en pocas naciones, y la exposición a bruscos cambios que causan elevada volatilidad y por ende riesgo de grandes pérdidas, y oportunidad de grandes ganancias.

Hoy, con Estados Unidos ya en sus últimos ajustes de volumen durante su cosecha, tenemos la mitad de la incertidumbre de la campaña 17/18 fuera de juego, y comenzamos a transitar la otra mitad desde Sudamérica, con oportunidad de suba ante eventos climáticos extremos, que amenazan en el corto plazo. Pero el mediano plazo podría volver a dar tranquilidad, con elevados volúmenes y una demanda que pide a un ritmo menor que el del crecimiento productivo. Por ahora la tendencia es lateral, pero cualquier afianzamiento de rendimientos futuros, dará razones suficientes para bajas.

ü  Maíz: Con muy poca oscilación de precios y grandes volúmenes en los principales productores mundiales de este cereal, la tendencia lateral podría tomar un camino al alza, al igual que en soja, ante eventos climáticos de Sudamérica, más específicamente Brasil y Argentina. Pero las subas podrían darse principalmente a nivel local, para la primera fecha de siembra, Abril 2018, dado que, como se desarrolló la semana pasada, podría haber un recorte de superficie de maíz de primera. La tendencia hoy es lateral, con oportunidad de suba, pero muy presionado por altos volúmenes a nivel mundial.

ü  Trigo: Siempre contando con una realidad local que afecta los precios futuros, más que el mercado internacional, vemos una campaña en marcha, con riesgos productivos altos en el 50% de la superficie sembrada, por excesos hídricos y riesgos de enfermedades que recorten la actual proyección de volumen 17/18. Sin embargo queda poco tiempo para especular en este sentido, y, de afianzarse los rendimientos, el mercado futuro local podría volver a precios por debajo de los internacionales y recortar la rentabilidad del doble cultivo.
 
Decisiones Comerciales:
ü  Soja: Tomar precios futuros Mayo 2018 que alcancen U$S 265/TN, considerar opciones PUT, o estrategias con opciones, compra de PUT y venta de CALL, para dar flexibilidad a la suba y quedar resguardado de bajas.
ü  Maíz: Esperar en el corto plazo mejora de precios Abril 2018 hacia los U$S 155/TN, y cubrir valor en esos niveles de precios, que permitirán volver a rentabilidades superadoras para planteos de campos alquilados.
ü  Trigo: Tomar valores entre U$S 165 y 170/TN, mejorando la rentabilidad del doble cultivo, y evitando recortes de precio por debajo de U$S 160/TN.
 
Conclusiones:Recordemos que las decisiones comerciales permiten capturar rentabilidad, que los precios no se quedan quietos y a veces cambian antes de que podamos reaccionar. Tomemos cobertura de precios cuando estos ofrecen una rentabilidad adecuada para nuestro planteo productivo, y esperemos a la cosecha con decisiones tomadas y espacio para recalcular ante cambio de tendencias.
Ing. Agr. Marianela De Emilio
INTA Las Rosas
 marianelasabrina@hotmail.com;  03471-15556108
 

[1][1]Se considera un modelo productivo agrícola para el Sur de Santa Fe, a 120 kms. Del puerto de Rosario, y un costo de alquiler de 16 qq/Ha de soja, precio lleno.

Informes anteriores