Me Gusta el Campo

NOS AUSPICIAN

La vaca lidera la demanda comercial

El consumo local se ve afectado por el atraso salarial, la devaluación, la inflación y la suba de muchos bienes y servicios esenciales. La hacienda liviana de consumo se sostiene sólo porque la oferta todavía es reducida.

Las categorías aptas para la exportación (novillos, vacas) son otro mercado: una demanda sostenida por la explosiva demanda china, la mejora en los valores FOB a ese destino (entre 10 y 12 por ciento en la última semana), la devaluación reciente y por la aprobación de nuevas plantas para exportar a ese destino. Todo esto genera una demanda adicional de ganado.

En el caso de muchos cortes de vaca o de novillo, tanto del delantero como de la rueda, el importador chino ya paga más que el supermercado o el carnicero tradicional. Hemos pasado en un par de años de exportar siete por ciento de la producción al 20 por ciento. Y por cómo se presenta la demanda internacional, especialmente China, no estaría lejano el momento en que se venda entre 23 y 25 por ciento de la producción, como en 2005.

Hembras, a la vanguardia

La vaca gorda es muy buscada, ya que sirve para muchos destinos comerciales. La busca el matarife o frigorífico que no puede pagar un novillo o novillito y que vende en zonas de menor poder adquisitivo. Pero también la busca la exportación, sobre todo si tiene caravana. Puede ir a Israel (hasta el 20 por ciento de la faena), sus cortes parrilleros al consumo interno, y los de la rueda a la Unión Europea no Hilton. También puede destinarse a Chile o a Rusia.

La cantidad de demandantes que buscan esta categoría crece, sobre todo ahora que se aprobaron nuevas plantas para exportar a China. Muy buscada también la vaca conserva o manufactura, tanto en cortes o en manta, que da rentabilidad y el volumen necesario, ante la falta de novillos- a las plantas exportadoras. Desde hace unos meses es escaso el novillo pesado, cuyos cortes de la rueda y del delantero ahora se están exportando a China; la suba de los valores FOB y la devaluación reciente han hecho que aún en cortes emblemáticos, como el peceto, el mercado chino pague más que el consumo local.

El novillo pesado o entrepesado, es además muy demandado por un par de cadenas de supermercados que integran exportación y consumo y que pagan más que los exportadores.

Las plantas exportadoras temen que la oferta de vacas caiga pasado el otoño-invierno, lo que agregado a la escasez estructural de novillos que se registra, termine limitando el volumen a embarcar.

En cuanto a las haciendas de consumo, es muy pobre la oferta de terneras livianas (250 a 270 kilos), pero no parece en el corto plazo que haya criadores o feedlots dispuestos a producirlas. Sigue reducida la faena de novillitos y de terneros, pero se estima que esa escasez tenderá a moderarse cuando los feedlots comiencen a enviar al mercado todo lo ingresado desde febrero último.
 

Informes anteriores