Gente Joven

NOS AUSPICIAN

No quiero depender de un sueldo

Comienzo con una pregunta, ¿cómo creen que es la mejor forma de alcanzar la tranquilidad y estabilidad financiera? Muchos podrán responder que sería ocupando un importante puesto en una empresa, desempeñarse de forma independiente como un reconocido profesional o aumentar su capacidad productiva.

Puede ser cierto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los ingresos de todas esas tareas dependen directamente del tiempo que uno trabaje. Es decir, por más reconocido que un médico pueda ser, si no atiende a los pacientes, no cobra.

El objetivo de cualquier persona, para lograr una cierta tranquilidad financiera, debería ser obtener ingresos independientemente de las horas que trabaje o del tiempo que esté físicamente en su trabajo.

Para saber cómo lograrlo, es importante definir primero los Ingresos Lineales y los Ingresos Residuales.  

El Ingreso Lineal o Activo es el resultado directo de nuestros esfuerzos; es cuando se trabaja por hora y se cobra una cierta suma de dinero por esas horas trabajadas. Esto se puede ver fácilmente en los salarios, los sueldos y honorarios de los proveedores de servicios por cuenta propia, como abogados, médicos o profesores particulares.

Por el contrario, los Ingresos Residuales o Pasivos son aquellos que no dependen directamente de las horas trabajadas. Son los ingresos que provienen luego de haber obtenido un activo o de haber realizado un trabajo. Por ejemplo, una propiedad es un activo, a través del cual el dueño podrá recibir el pago por el alquiler. Un negocio también es un activo para el propietario que no necesita participar en las actividades del día a día. Un libro, una película o una canción lo son para aquellas personas que ganan por sus regalías. Y por qué no una inversión sobre instrumentos financieros como Cauciones o Plazos fijos que también aseguran el ingreso de una renta residual.

El concepto de ingreso residual está mayoritariamente asociado al concepto de renta fija, por eso mencionamos instrumentos de ese estilo. Aquellos inversores más arriesgados podrían inclinarse por instrumentos de renta variable, aunque, en ese caso, la tranquilidad y estabilidad no está para nada garantizada.

El primer paso para crear un ingreso residual es ser consciente de la forma en la que se trabaja para generar ingresos activos. Luego, se comienza un cambio para pasar del ingreso activo al residual a través del tiempo. Eso sí, se necesita ser paciente, porque no se logra de un día para el otro. Cuando se comience a generar más ingresos residuales, se comenzará a reducir las horas que se dedican para generar ingresos activos. 

De todas formas, la idea del ingreso residual no está solo pensado para el aquí y ahora. Muchas personas trabajan durante su etapa activa de la vida en la construcción de un activo que luego, al momento de jubilarse, les permita recibir un ingreso residual y no depender de una jubilación. Claro está que cuanto antes uno pueda recibir ese ingreso, mucho mejor, pero no hay que desesperar en el camino si eso demora en llegar.
 

Informes anteriores