Gente Joven

NOS AUSPICIAN

Coyuntura Argentina

Generalmente, diciembre es un mes de balances. No me refiero a los contables, me refiero a los balances personales. Es una época en la cual uno analiza lo ocurrido durante el año, los logros alcanzados y los objetivos pendientes. Es un buen momento para saber dónde estamos parados y cómo comenzamos el próximo año. 

Eso mismo quise hacer para la Argentina. Este último mes del año tiene esa particularidad que se repite cada cuatro años. Es un fin de año que llega con aires nuevos en la Casa Rosada, con las expectativas e inquietudes que eso conlleva. Por eso, me pareció apropiado desarrollar una nota que sintetice algunos temas importantes de la coyuntura económica y social de nuestro país, para saber cómo despedimos el año 2019.

Voy a dividir la nota en tres capítulos: Industria, Comercio y Turismo y Mercado de Trabajo y Hogares.


1. Industria

Este capítulo incluye al Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), al Índice de Producción Industrial (IPI), a la Utilización de la Capacidad Instalada (UCI) y al Indicador Sintético de la Construcción (ISAC).

El EMAE refleja cómo evoluciona mensualmente la actividad económica de los sectores productivos a nivel nacional y permite anticipar las variaciones que sufrirá el producto interno bruto (PIB). Este indicador, a nivel general, presenta una particularidad. Desde mayo 2016 a la fecha repite el mismo comportamiento de contraerse durante nueve meses consecutivos y luego crecer en tres. En septiembre 2019 (último mes analizado) no logró romper con esa tendencia y, como el ciclo lo indica, volvió a caer, posicionándose 2,1% por debajo que igual mes del año anterior.

Por su parte, el índice de producción industrial manufacturero incluye un relevamiento de todas las actividades económicas que conforman el sector industria manufacturera con cobertura para todo el país. Es un indicador que mide la evolución del sector mensualmente tomando como variables para su cálculo la producción, ventas, cantidad de horas trabajadas, entre otros valores.

Analizando las variaciones que sufrió el IPI vemos que, desde enero 2017 a la actualidad, las variaciones interanuales positivas se dieron durante los últimos 8 meses del 2017 y primer cuatrimestre del 2018, logrando la mayor variación en junio 2017, respecto a junio 2016. Luego, durante el primer cuatrimestre del 2017 y desde mayo 2018 a octubre 2019, el indicador refleja variaciones negativas respecto a igual mes del año anterior, siendo su mayor caída en diciembre 2018. Estos datos validan que, durante la presidencia de Mauricio Macri, el 2017 fue el único año de expansión y crecimiento.

La utilización de la capacidad instalada es un valor que va de la mano con la producción industrial. Prácticamente durante los mismos años que el IPI creció interanualmente, la utilización de capacidad instalada se expandió y, cuando el IPI se contrajo, lo mismo ocurrió con la UCI.

Durante el período en análisis (enero 2016 / octubre 2019) la capacidad instalada se utilizó entre el 56,0 y 69,0%, alcanzando su máximo en noviembre 2017 y su valor mínimo durante enero 2019.

Por último, encontramos el indicador sintético de la actividad de la construcción que muestra la evolución del sector tomando como referencia el consumo de insumos necesarios en la construcción. En octubre 2019, el indicador muestra una caída de 9,5% respecto a igual mes del año 2018. El último mes que mostró crecimiento interanual fue durante julio 2018.

Dentro del rubro construcción, la superficie autorizada a construir fue la variable que a lo largo de todo el 2019 mostró valores superiores a los del año anterior, a excepción de los meses de marzo y septiembre.


2. Comercio y Turismo

El objetivo de este capítulo es dar a conocer las ventas en supermercados, centros de compra, electrodomésticos, automóviles y todo lo relativo al turismo emisivo y receptivo.

Para una mejor comparación, las ventas en supermercados las tomamos a precios constantes de diciembre 2016. En este caso, el período analizado comprende desde enero 2017 a septiembre 2019. Durante dichos meses, el pico máximo de ventas se logró durante marzo 2018 (sin considerar los meses de diciembre que por razones obvias las ventas crecen). En septiembre 2019 se llegó al valor mínimo de ventas durante el período en cuestión, cayendo 8,8% con respecto a septiembre 2018 y casi un 20,0% respecto al primer mes del año 2017.

Para las ventas en centros de compra el análisis es similar. A precios constantes de diciembre 2016, el valor más alto de ventas se logró en julio 2017. En este caso, febrero 2019 fue el mes que mostró el valor mínimo de ventas para el período analizado. Durante el onceavo mes del 2019, las ventas cayeron 3,8% respecto a igual mes del año anterior y 16,2% respecto a septiembre 2017.

Las ventas de electrodomésticos y artículos para el hogar las analizamos a precios corrientes, en millones de pesos, para el total del país. Al tomar los precios corrientes, es fundamental contrastar la variación interanual de las ventas contra la inflación del período. Las ventas habrán crecido efectivamente si la variación porcentual es mayor a la inflación. En este caso, las ventas de electrodomésticos durante septiembre 2019 crecieron un 52,3%, pero la inflación en ese momento fue de 53,5%, por lo tanto, el crecimiento interanual de las ventas quedó por debajo de la inflación por menos de 1 punto porcentual.

¿Qué ocurrió con las ventas de autos y motos? Hasta noviembre del corriente año, se vendieron un total de 438.230 automóviles 0km y 1.576.659 usados. Con respecto a las unidades nuevas, se han vendido un 43,4% menos que durante los once meses del 2018 y si lo comparamos con igual período del 2017, las ventas caen casi un 50,0%. Con respecto a las unidades usadas, la diferencia entre año y año es mucho menor. Durante los once meses del 2019 se vendieron 1,5% unidades menos que durante igual período del 2018 y 2,1% por debajo que los once meses del 2017.

Con respecto a las motos, únicamente tenemos disponible el dato de las unidades 0km vendidas. En este mercado, desde enero a noviembre del 2019, se vendieron 304.139 motos. Para igual período del 2018 se habían vendido 546.439 unidades, es decir que este año se produjo una contracción de más del 44,0%. Durante los once meses del 2017, el número de unidades 0km vendidas asciende a 631.187, más de un 50,0% por arriba de lo vendido en lo que va del 2019.

Avanzando hacia el turismo, desde enero 2016 a octubre 2019, el número de turistas argentinos que viajaron al exterior muestra una tendencia bajista, mientras que la cantidad de turistas extranjeros que llegan a nuestro país viene en aumento. Durante el último año viajaron casi 4 millones de argentinos al exterior, una caída interanual de 13,1%, y llegaron algo más de 3 millones de turistas a la Argentina, un aumento contra el año pasado de 13,7%.


3. Mercado de Trabajo y Hogares

En el tercer y último capítulo de esta nota desarrollo los principales indicadores del mercado de trabajo y hogares, que permiten hacer un seguimiento de las tasas de actividad, empleo, desocupación y subocupación, composición de los hogares, el nivel educativo, situación conyugal, entre otros.

En Argentina, al tercer trimestre del 2019, 13.221.000 son las personas que conformar la Población Económicamente Activa (PEA). Este grupo está integrado por aquellas personas que tienen una ocupación o que, sin tenerla, la están buscando activamente (ocupados + desocupados). El valor de la PEA al tercer trimestre del 2019 se incrementó 1,8% respecto al mismo trimestre del 2018 y el crecimiento fue del 3,7% si lo comparamos al tercer trimestre del 2017.

Otros indicadores del mercado de trabajo que se desprenden de la PEA son las personas ocupadas y las desocupadas. Sobre toda la población mayor de 14 años, la tasa de empleo al tercer trimestre del presente año es 42,6% y de desempleo 9,7%. Durante el 2017, la tasa de empleo venía en aumento y la de desempleo en descenso. Durante el 2018 se produjo el efecto contrario. En el 2019 ambas tendieron a estabilizarse, la tasa de empleo en un promedio de 42,5% y la de desempleo en un promedio de 10,2%.

Por otro lado, se considera demandante de empleo al desocupado y al ocupado (total o parcial) que busca otro empleo. En Argentina, 4.997.000 de personas integran el grupo de demandantes de empleo. Ese número creció en 973.000 personas desde el tercer trimestre del 2017.

Si comparamos al total de personas demandantes de empleo con la población económicamente activa, sería casi un 40,0%. Si analizamos cada región del país por separado, esa relación disminuye al 30,0% para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero asciende al 55,0% para el caso de Córdoba.

Otro indicador que quiero presentar es el nivel educativo de la PEA al tercer trimestre del 2019. Para el total país 3,7% tiene primario incompleto, 13,0% primario completo, 16,6% secundaria incompleta, 27,7% secundaria completa, 15,0% estudios superiores incompletos y 23,6% completaron esos estudios.

Al igual que para la relación anterior, estos porcentajes se modifican a medida que recorremos todo el país. Córdoba presenta el mayor porcentaje de personas con secundario incompleto (17,8%) y en CABA es donde más gente finaliza los estudios superiores o universitarios (44,4%).

Por último, lo que denominamos “el amor en tiempo de crisis” nos muestra la evolución de las distintas situaciones conyugales a lo largo del tiempo. Por ejemplo, durante el primer trimestre del 2019 la cantidad de casados y viudos han disminuido respecto al primer trimestre del 2017, mientras que los solteros, unidos y separados han crecido notablemente.  

Informes anteriores