El Mundo y los Negocios

NOS AUSPICIAN

USA: El peor dato de déficit comercial de su historia

Entre las múltiples torpezas que están en todo lo hecho por Donald Trump y su equipo económico, desde el día uno en que entraron por la puerta de la Casa Blanca, está sin duda la obsesión con el déficit comercial de Estados Unidos. La guerras comerciales con China, la derogación del NAFTA, todo absolutamente todo lo hecho, ha tenido siempre como razón principal que había que “arreglar con urgencia el déficit comercial de intercambio de mercancías”, deficitario para Estados Unidos con esos países. Y no es que ese tema no sea relevante, pero los economistas y analistas serios repetían desde el día uno también de esas explicaciones, que la argumentación del deficit no debería ser única, ni siquiera la principal.

Pues bien, Trump y su equipo han hecho en todo momento oídos sordos a cualquier tipo de recomendación, y han seguido adelante con su descabezada cesta de medidas económicas, que ha ido desde salirse del tratado Trans Pacífico, a la pobre revision del NAFTA, pasando por la apertura de unas guerras comerciales que han descarrilado ya el crecimiento global sincronizado que habíamos conseguido poner en pie en 2017, y que ahora los mercados esperan que se cierren cuanto antes, aunque sea casi sin cambiar nada. Bueno y de ahí para adelante, el recorte de impuestos de diciembre de 2017 dio un subidón de azúcar por un trimestre a esta economía, y claro esta lleno de forma escandalosa los bolsillos de ciertas corporaciones y grandes fortunas, que como era de esperar no han hecho ningún cambio estructural positivo para esta economía, solo para las suyas. Pero eso si el deficit fiscal subió para todos un 77% el ultimo trimestre. Ninguna sorpresa, el gobierno ingresa menos, -un 22% menos-, y gasta más, -un 9% más-. Osea un desastre de gestión fiscal.

Pero donde Trump y su equipo han llegado al récord de la incompetencia, es precisamente en ese tema que tenían mayor interés en arreglar, el del déficit comercial de mercancías. Pues bien, esta semana hemos conocido el dato, y resulta que Estados Unidos alcanzo en 2018, el mayor déficit comercial de sus 243 años de historia,  891.200 millones de déficit, con el agravante de que aumentan sobre todo los déficit con los países con los que supuestamente íbamos a estar ya en una situación “fantástica”, “tremenda”. Vamos con México, China o Canadá. Nada que comentar. Pero cada vez una lista de desperfectos económicos más larga para arreglar. Feliz Semana.

 

Informes anteriores