El Mundo y los Negocios

NOS AUSPICIAN

La agenda del mundo en pocas lineas.

Los índices accionarios estadounidenses partieron la semana ansiosos manteniendo rangos técnicos de corto plazo tras que las diferencias dentro de la administración Trump se dejaron sentir tras conocerse el interés de aprobar un aumento arancelario para el acero y aluminio, que en aquel momento se entendía como global sin realizar diferencia alguna entre países. Ello desembocó en la renuncia del principal asesor económico del Presidente Trump, Gary Cohn, generando momentáneamente una sensación de vacío permitiendo que la volatilidad bursátil (VIX) mostrase sus garras nuevamente trepando hacia 20 puntos. Sin embargo, desde el miércoles, una vez que se publicase el dato de empleo privado ADP (235 mil) y el Libro Beige, documento que utilizará la Reserva Federal (FED) como base para su próxima reunión de política monetaria del 21 de marzo, denotando un crecimiento más robusto de lo esperado, el nerviosismo empezó a ceder permitiendo un respiro bursátil.

Posterior a ello las autoridades monetarias de Canadá, Euro Zona y Japón optaron por mantener sus políticas monetarias intactas argumentando que sus economías aún no presentaban presiones inflacionarias justificando con ello mantener sus programas de liquidez extraordinarios hasta la segunda mitad del año. Entre medio, hacia el miércoles por la noche el gobierno estadounidense señaló que Canadá y México no estarían sujetos a los aranceles predefinidos con anterioridad condicionados a una negociación favorable para Estados Unidos en la renegociación del Nafta. A su vez, se dio a entender que otros países, socios comerciales, podrían estar exentos de las tarifas si es que en los meses siguientes buscaban una saludable renegociación comercial con Estados Unidos cambiando direccionalmente el dictamen que había anunciado Trump una semana antes. Fue con estas condiciones con las cuales finalmente se ejecutó la orden presidencial imponiendo un arancel de 25% para el acero y 10% al aluminio abriendo la puerta de par en par para que la Euro Zona, Japón y el Reino Unido queden excusados de la imposición en los próximos meses siendo estos los principales socios comerciales del país.

A medida que fue cerrando la semana el gobierno estadounidense anunció que había acordado una reunión presidencial con el Premier norcoreano, Kim Jong-un, entre marzo y abril siempre y cuando éste deje de realizar amenazas bélicas en la península coreana, marcando un giro radical en los dimes y diretes que intercambiaron Trump y Jong-un el año anterior. Finalmente, a medida que fueron trepando los índices llegamos al día viernes expectantes a las cifras de empleo, que por lo demás en todos los ámbitos generaron sorpresa. Por un lado, la generación de empleo fue de 313 mil nuevos empleos en el mes de febrero, la tasa de desempleo se mantuvo en 4.1% y la inflación salarial cedió hacia 2.6% (desde 2.9%). Ello en primera instancia generó una entrada de flujos de inversión que posteriormente se tradujo en un “short squeeze” ya que las expectativas para estas tres cifras se habían fijado en 205 mil, 4% y 2.9%, respectivamente. A lo que en el contexto base hubo más empleo y menos inflación limitando la posibilidad de que la FED dictamine cuatro alzas en la tasa de instancia monetaria la subsiguiente semana.

Fue bajo este escenario que el Dow trepó hacia 25,336 puntos rentando 3.3% en la semana, el S&P 500 alcanzó los 2,787 puntos generando un alza de 3.5% mientras que el Nasdaq rentó 4.2% hacia 7,561 puntos todos quebrando techos técnicos el pasado viernes. Entre las acciones que más rentaron fueron aquellas que se habían visto perjudicados con el anuncio preliminar que había realizado Trump en relación a los aranceles y que sorprendieron a todos por su extensión. Por ende, esta semana vimos como Caterpillar (+8%), McDonald’s (+6%) y Dow Dupont (+5.6%) lograron recuperar parte de las pérdidas de la semana anterior. Entre medio la tasa a 10 años se mantuvo por debajo de 2.9% dada la falta de presiones inflacionarias salariales quedando a la espera de las cifras de inflación del mes de febrero que se publicarán en los próximos días. A su vez, vimos como el dólar se movió lateralmente dejando a la relación euro dólar en €1.23 y la paridad dólar yen en torno ¥107 producto de los anuncios que realizaron las autoridades monetarias de la Euro Zona y Japón en la semana, manteniendo medidas monetarias ultra expansivas. Por el lado de los commodities el precio del petróleo terminó en US$62 el barril mostrando poco movimiento punta a punta mientras que el oro siguió girando en torno a US$1,324 la onza y el cobre cerró en US$3.14 la libra. En este entorno menos agitado el índice de volatilidad VIX terminó la semana en 14.6 puntos ratificando un menor riesgo económico, empresarial y político al registrado el mes anterior.

Esta semana que se avecina los agentes de mercado continuarán digiriendo los recientes datos de empleo que fueron publicados el viernes pasado en el contexto adicional presentado por el Libro Beige. Sin duda alguna que la generación de empleo general (313 mil), conjuntamente con la corrección al alza presentados para los meses anteriores, fueron sorprendentes ya que se estimaban en 205 mil. A su vez, la inflación salarial que se estimaba en torno a 2.8% terminó por debajo de las expectativas en 2.6% (desde 2.9%). Dado el ensamblaje que había dictaminado el entrante Presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, frente al Congreso había una sensación de que la inflación salarial se mantendría girando en torno a 3% dando paso para que la FED dictamine un escenario con cuatro alzas de 25 puntos base para el año 2018. Sin embargo, la tasa de desempleo se mantuvo en 4.1% (sin cambio alguno) y la inflación salarial cedió tomando por sorpresa a todos aquellos que habían posicionado sus carteras con posiciones cortas. Ello a pesar de que el Libro Beige de la Reserva Federal prácticamente argumentó lo mismo haciendo mención a que el mercado laboral continúa tomando tracción mientras que la inflación se mantiene moderada. Entre tanto, el dato de empleo privado ADP de febrero cifró en 235 mil (desde 244 mil) mientras que la productividad del país fue cero (desde -0.1%) y los costes laborales unitarios se expandieron más de lo esperado hacia 2.5% (desde 2%), nuevamente ratificando un escenario con mayor actividad laboral pero muy baja inflación. Sin duda alguna, ahora el foco estará puesto en las cifras de inflación e inflación al productor que se publicarán entre martes y miércoles buscando algún indicio acerca de mayores presiones inflacionarias que justifiquen un cambio en el escenario base que podría estar presentando la FED esperando una toma de utilidades transitoria a medida que nos vamos acercando al cierre del primer trimestre.    

Por el lado monetario hay que destacar que el Banco Central Europeo (BCE) optó por cambiar parte de su discurso monetario en su segunda sesión de política monetaria del año eliminando en esta edición la posibilidad de ampliar el programa de liquidez de ser necesario, cerrando otro capítulo en el proceso de normalización quedando todos a la espera del fin de la compra mensual de €30 mil millones en septiembre próximo. Aun así, el BCE estimó que la economía se expandirá del orden de 2.4% este año y 1.9% el siguiente mientras que la inflación para ambos años, por razones estructurales, se mantiene en 1.4%, respectivamente. Por su parte las autoridades monetarias japonesas también optaron por mantener su política monetaria intacta dejando a su tasa de instancia en -0.1%, su tasa soberana a 10 años anclada en cero y su programa de liquidez en ¥80 trillones a medida que re inflan su economía. El comité de política monetaria registró un voto en contra y ocho a favor a medida que el voto disidente buscaba incrementar los programas monetarios para acceder a una tasa inflacionaria de 2% lo más antes posible. Finalmente, el Banco Central de Perú optó por reducir su tasa de política monetaria hacia 2.75% (-25 puntos base), ante menores presiones inflacionarias.

Por el lado internacional, en China la inflación del mes de febrero cerró en 2.9% (desde 1.5%) situándose por encima del 2.4% que tenía contemplado el mercado. Sin embargo, la inflación al productor cedió hacia 3.7% (desde 4.3%) ratificando un proceso des inflacionario en la cadena productiva del país. Por su parte la extensión de nuevos créditos se desaceleró hacia 12.8% (desde 13.2%). Entre tanto durante el fin de semana el Premier chino Xi Jinping logró formalmente el cambio constitucional permitiéndole gobernar de por vida situándose al mismo nivel que otros líderes históricos como Mao Zedong quien gobernó el país hasta su muerte el año 1976. Por su parte, India registró una contracción en el sector servicios hacia 47.8 puntos (desde 54.7 puntos), algo sorprendente tras que su economía se expandiese 7.2% durante el cuarto trimestre.   

En el ámbito empresarial, partimos la semana con el gobierno estadounidense decidiendo inmiscuirse finalmente en la adquisición de Qualcomm por parte de Broadcom. El Departamento de Justicia decidió analizar la transacción bajo el espectro de seguridad nacional pudiendo dirimir en la imposibilidad de la compra de Qualcomm, empresa que finalmente pidió un premio adicional de 15% por encima de los US$117 mil millones ofertados por Broadcom. Entre medio Intel se unió al baile al evaluar una posible adquisición de Broadcom. A su vez, la aseguradora AXA realizó una oferta de US$15,300 millones por su competidora XL pagando un sobre precio del orden de 33%. Adicionalmente, la cadena de farmacias CVS colocó bonos de largo plazo por casi US$44 mil millones con el afán de pagar la compra de Aetna tras que el monto acordado fuese de US$69 millones. Este reciente boom de adquisiciones y fusiones, financiado con deuda, también amplificará el riesgo de mercado simplemente porque nos encontramos en una transición donde la estructura de tasas va al alza como parte del proceso de normalización monetario.     

Finalmente, esta semana que viene el foco estará puesto en las cifras de actividad económica estadounidense partiendo por los datos de inflación, inventarios, producción industrial y ventas retail entre otros. A su vez, no habrá intervención verbal por parte de las autoridades monetarias estadounidenses sino hasta el próximo 21 de marzo, fecha en se realizará el comité abierto de política monetaria. En el ámbito europeo estarán rigiendo los datos de inflación y producción industrial. En China se publicarán los datos de producción inversión en activos fijos, producción industrial y ventas retail quedando a la espera de los datos de inflación en India. Por el lado corporativo estarán reportando sus resultados trimestrales Dicks Sporting Goods, Mongo DB, Jabil y Tiffany.

Informes anteriores