El Mundo y los Negocios

NOS AUSPICIAN

COMPRAR VALOR

El inversor de largo plazo puede darse lujos que otros horizontes temporales no permiten, como adquirir acciones de empresas líderes cuando las papas queman y las valuaciones caen. Cuando el susto de muchos ahorristas lleva a vender en manada, esta especie compra.

El contexto actual, de crisis cambiaria impulsada por impuestos y desconfianza, arroja señales de encontrarse en la etapa en que el gobierno comienza a tomar serias medidas al respecto, para enmendar la situación. Más allá de cuanto demore el país en estabilizarse, las compañías líderes son candidatas a resistir el viento de frente, aguardando una nueva etapa de vacas gordas en el futuro, que llevará nuevamente sus valuaciones por encima de máximos históricos.

Macro es una de ellas. El banco privado local con mayores ganancias de Argentina y mayor ratio de rentabilidad sobre sus activos de América Latina llegó a estar valuado en U$S 9.000 millones apenas unos meses atrás y hoy, con el salto del dólar y asuntos judiciales de su ex presidente, cotiza con un descuento de 62%, en solamente U$S 3.380 millones.

YPF no necesita presentación. La petrolera estatal que reportó para los primeros tres meses del año una ganancia de $ 6.067 millones cerró la semana pasada con una valuación que ronda los U$S 8.500 millones, con un descuento de 18% y un potencial alcista de 22% en dólares hasta su reciente máximo de U$S 10.400 millones, alcanzado sobre fines de enero de este año.

La lista es más extensa y prometedora, pero no basta para garantizar el éxito de la estrategia. Es menester contar con la paciencia y capacidad de autocontrol necesaria, dado que, como reza Warren Buffet, “el mercado es un mecanismo a través del cual se transfiere dinero del más paciente al menos paciente”.

Jorge A. Bertolino
Administrador de carteras de inversión
0341-156211353
 
 

Informes anteriores